Deportes

España no pasa de cuartos en la Copa Davis

Roberto Bautista y Carreño cayeron ante Coric y Cilic, respectivamente. En el duelo de números uno, el asturiano estuvo muy cerca de igualar la eliminatoria

Roberto Bautista, en el fondo de la pista del Martín Carpena
Roberto Bautista, en el fondo de la pista del Martín Carpena FOTO: AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Lo avisó Sergi Bruguera. “Es una serie muy complicada. La pareja de dobles que forman Pavic y Mektic es de las mejores del mundo, Cilic es un gran número uno y Coric está jugando a su mejor nivel”, afirmó el capitán español antes de medirse a Croacia. Y la eliminatoria no hizo más que ratificar el potencial de los balcánicos en un equipo en el que no estaba el número uno del mundo, Carlos Alcaraz, ni el dos, Rafa Nadal. La ausencia de los dos mejores jugadores españoles estaba asumida desde hace tiempo y la dificultad de la empresa, también. Roberto Bautista no pudo con Borna Coric en la apertura de la eliminatoria con un Martín Carpena que mostraba un aspecto extraordinario. El castellonense cayó por 6-4 y 7-6 (7/4) en una hora y 56 minutos en un partido que estuvo siempre en manos del croata. La derrota de Bautista dejaba a Pablo Carreño al borde del abismo. Estaba obligado a ganar en el duelo de números uno y luego tocaba buscar el milagro en el doble. Los balcánicos no necesitaron recurrir a su extraordinaria pareja. Marin Cilic, exigido al límite, terminó imponiéndose por 5-7, 6-3 y 7-6 (7/5) después de tres horas y 13 minutos de pelea.

El desafío del partido para Bautista quedó evidenciado de inmediato. Para la resolución de los dos primeros juegos hizo falta un cuarto de hora. El croata buscaba más golpes ganadores y la intención de Bautista era prolongar los puntos. A Coric le dio igual acumular una notable cantidad de errores de salida. El caso era no salirse del plan trazado con Vedran Martic. Y encontró premio a todos los riesgos que adoptaba en el séptimo juego con una rotura que dejó a Bautista descolocado. Fue una ventaja suficiente para apuntarse la primera manga.

El segundo set se desarrolló como si hubiera un especie de acuerdo para resolverlo todo en el tie-break. En el desempate, Coric fue más agresivo y no encontró respuesta del castellonense. Con Gerard Piqué en la grada y con un Martín Carpena casi lleno, España se asomó al abismo. El duelo de números uno entre Cilic y Carreño era la primera oportunidad para sentenciar de los croatas y lo consiguieron de forma dramática.

Porque Carreño estuvo mandón en el primer set y supo responder a buena parte de las armas de Cilic. Incluso llegó a dominar en el desempate del tercer set, pero ahí apareció un jugador que ha sido durante años top 10 y que sabe lo que es ganar un Grand Slam. Los detalles de calidad en el desempate terminaron desequilibrando el partido y la eliminatoria.

Las dos Españas

La mayoría de los casi 9.000 espectadores que se citaron en el Martín Carpena no sólo estuvieron pendientes del tenis. Repartieron su atención con el España-Costa Rica del Mundial de Qatar. Y la prueba fueron los susurros que se multiplicaron cuando Dani Olmo marcó el primero; Marco Asensio amplió ventajas y Ferran Torres hizo el tercero. Había aficionados conscientes de la coincidencia desde el momento en que compraron las entradas, pero otros no habían sido tan previsores. “Traigo el móvil bien cargado para poder estar pendiente de las dos Españas”, comentaba un aficionado a las puertas del Martín Carpena. Entre el público había numerosas camisetas de la selección futbolera. Y también fue habitual ver a bastantes aficionados tablet en mano viendo el fútbol mientras Bautista se estaba midiendo a Coric.