Andújar tumba por primera vez a Ferrer y se cuela en la final ante Nishikori

El tenista español Pablo Andújar durante el partido de semifinales del Trofeo Conde de Godó disputado  ante su compatriota David Ferrer
El tenista español Pablo Andújar durante el partido de semifinales del Trofeo Conde de Godó disputado ante su compatriota David Ferrer

El español Pablo Andújar se clasificó, contra pronóstico, para la final del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, al derrotar al tercer favorito del torneo, su compatriota David Ferrer, por 7-6 (6) y 6-3, en una hora y cuarenta y cinco minutos de partido.

El conquense, 66 del ránking ATP, jugó un enorme partido y ganó por primera vez a Ferrer, octava raqueta mundial y que hasta hoy le había vencido, sin ceder un set, las otras tres veces que se habían cruzado en el circuito.

Y eso que arrancó muy bien el cuatro veces finalista del Godó, incontestable con su servicio y dominando los puntos con golpes ganadores que le permitieron adelantarse 3-0 en el marcador.

Sin embargo, Andújar no se dejó ir, sino todo lo contrario. Empezó a jugar mejor, a tomar la iniciativa y a subir a la red a la menor ocasión para igualar el partido a cuatro juegos. El manchego incluso tuvo dos pelotas para ponerse un 4-5 y saque que Ferrer salvó.

El alicantino, que había empezado muy bien, se vio de repente dominado en la pista, corriendo de aquí para allá para salvar cada punto y maldiciendo cada error que le obligaba a cometer su rival.

Aun así, Andújar desperdiciaría tres bolas de set con 6-5 y saque y a punto estaría de cederle el primer parcial a Ferrer, cuando perdía 6-2 en el desempate.

Pero a partir de ahí, el conquense jugó de cine. Salvó cuatro bolas de set y se llevó la primera manga tras imponerse en el desempate por 8-6.

El manchego seguiría a un gran nivel al inicio del segundo, cuando volvió a romper el servicio de Ferrer para colocarse 3-0. El de Jávea no se podía creer el giro que había dado el choque.

Su entrenador, Paco Fogués le pedía calma, mientras Ferrer intentaba regresar al partido. Ya no volvería a perder el servicio hasta el final, pero tampoco tuvo ni una oportunidad de romper el de Andújar, que sentenció las semifinales a la tercera bola de partido de la que dispuso.

Pablo Andújar se medirá mañana en su primera final barcelonesa al japonés Kei Nishikori, número 5 del mundo y vigente campeón del torneo.

Efe