MENÚ
sábado 24 agosto 2019
04:49
Actualizado

Copa Davis: España, huérfana de Nadal, busca la final seis años después

Carreño, el número uno, abrirá la semifinal ante Francia contra el rebelde Paire

  • El capitán del equipo español de Copa Davis, Sergi Bruguera, junto Feliciano López, Pablo Carreño, Roberto Bautista y Albert Ramos/Foto: Efe
    El capitán del equipo español de Copa Davis, Sergi Bruguera, junto Feliciano López, Pablo Carreño, Roberto Bautista y Albert Ramos/Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

13 de septiembre de 2018. 21:27h

Comentada
Mariano Ruiz Díez Madrid. 13/9/2018

ETIQUETAS

España se ha acostumbrado a jugar sin Nadal. «No queda otra», como reconoce resignado el capitán Sergi Bruguera. La baja del número uno del mundo debido a los problemas físicos en la rodilla derecha que le derribaron en la semifinal del Abierto de Estados Unidos franquean el camino a los franceses. Los defensores del título juegan en casa, con el apoyo de más de 26.000 aficionados, con una pista pensada para castigar el tenis de Rafa y con el reto de ganar la última edición antes de que la Davis se convierta en la Copa del Mundo. España busca su primera final desde que cayera en 2012 ante la República Checa en Ostrava.

La primera sorpresa de la eliminatoria la ha ofrecido el capitán francés. Yanick Noah, en su año de despedida y con Amelie Mauresmo como sucesora, ha apostado por Benoit Paire para debutar ante Carreño. «Pensé que iba a jugar Gasquet, pero si ha seleccionado a Paire será porque piensa que es la principal baza de ellos y el que mas daño nos puede hacer», asegura el capitán español. El número 54 del mundo es un jugador tan talentoso como indisciplinado. «He estado bastante tranquilo desde principios de año. Estoy pensando más en el juego que en romper raquetas», asegura antes del arranque de la eliminatoria. Paire no estuvo en la final del año pasado y en los Juegos de Río fue expulsado del equipo francés por indisciplina. Cuando se pone a jugar la cosa cambia. Este año ha derrotado a Djokovic o a Pouille, el número uno francés. Su compatriota disputará el segundo punto contra Roberto Bautista. El número 19 de la ATP fue el héroe en la última final ante Bélgica y también en la eliminatoria de cuartos ante Italia.

España llega sin miedo. Ha ganado seis de sus últimas siete eliminatorias como visitante y la pista no disgusta. El «rebound ace» de Lille, con una pelota que apenas bota, estaba pensado para hacer daño a Nadal. Carreño, Bautista y Feliciano se han sentido cómodos. «Supongo que todos los equipos que juegan en contra de Nadal le temen y preparan una pista un poco para sus inconvenientes. Pero creo que tanto Roberto como yo, no estamos tan incómodos y creo que podemos hacer bien nuestro juego», comenta Carreño. Los números apoyan su tesis. De sus tres títulos, dos llegaron en pista dura, y Bautista tiene cinco en superficie rápida. Feliciano va en la misma línea: «Está un poco modificada a gusto de ellos, pero no creo que sea una complicación. Así como en otras eliminatorias fuera de casa hemos tenido pistas que realmente podían incluso no ser homologadas, esta es bastante normal». La otra semifinal mide a Croacia y Estados Unidos en Zadar. Los balcánicos, con Marin Cilic, parten como favoritos. Si España alcanzara la final ejercería como local ante Croacia y sería visitante en una hipotética lucha por la Ensaladera contra los estadounidenses.

Calendario:

Viernes (13:30, Teledeporte): B. Paire-P. Carreño y L. Pouille-R. Bautista.

Sábado (14:00, Teledeporte): N. Mahut/J. Benneteau-F. López/M. Granollers

Domingo (13:00, Teledeporte): L. Pouille-P. Carreño y B Paire-R. Bautista.

El Pierre Mauroy Stadium, el pabellón en el que Pau Gasol hizo historia

La sede de la semifinal, el Pierre Mauroy Stadium, ha impresionado al equipo español. La instalación que habitualmente alberga los partidos del Lille se ha transformado en un recinto cubierto con capacidad para

26.429 espectadores y este pabellón ya ha vivido un momento histórico del deporte español. En 2015, en las semifinales del Eurobasket, Pau Gasol arrasó a la selección francesa con 40 puntos en una actuación

memorable. «Les Blues» de Tony Parker eran los favoritos al oro, pero se toparon con el mejor partido de Pau en la historia de la Selección. España ganó en la prórroga y 48 horas después se proclamó en el mismo escenario campeona de Europa.

Últimas noticias