MENÚ
domingo 27 mayo 2018
07:23
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

España e Inglaterra acaban empatados a 1 en la primera ronda de la Davis

Ramos dio el primer punto a España y Bautista sufrió la irrupción de Norrie

  • Albert Ramos durante el primer partido frente a Liam Broady/Efe
    Albert Ramos durante el primer partido frente a Liam Broady/Efe

Tiempo de lectura 4 min.

02 de febrero de 2018. 19:07h

Comentada
larazon.es.  2/2/2018

España vivió una de cal y otra de arena en el arranque de la Copa Davis este viernes ante Gran Bretaña, después de que Albert Ramos cumpliera ganando el primer punto ante Liam Broady y con la sorpresa después de Cameron Norrie, quien remontó dos sets abajo a Roberto Bautista para poner el 1-1 en la eliminatoria con los cuartos de final del Grupo Mundial en juego.

El equipo de Sergi Bruguera no pudo cumplir con los pronósticos sobre la tierra batida del Club de Tenis Puente Romano de Marbella (Málaga). Los de Leon Thomas demostraron una vez más que esta competición no entiende de rankings. Norrie, 114 del mundo, sacó fuerzas de flaqueza para soltar su tenis desde el tercer set y terminar tumbando a un Bautista tocado por otro lado físicamente.

Sin los dos mejores tenistas británicos (Andy Murray y Kyle Edmund), Norrie se vino arriba en su debut en la Davis. Bautista se apuntó los dos primeros parciales pero, a partir de ahí, el saque del inglés entró en calor, así como una derecha llena de golpes ganadores (60 a 30 en la estadística final). El castellonense se dejó llevar en parte en el tercer set y en el cuarto ya no supo frenar el ímpetu de un Norrie espoleado por la animosa afición en el soleado día que reinó en la localidad malagueña.

En su primera eliminatoria en casa desde 2013, el jugador español parecía un visitante ante una grada inglesa que coreaba al joven Norrie. El de Castellón pareció notar el cambio de pista dura, donde logró el título a principios de enero en Auckland (Nueva Zelanda), a la tierra batida, y aunque acertó a encarrilar el partido de inicio yendo de menos a más, fue víctima de la reacción de su rival.

Norrie encontró en su 'drive' la forma de alargar el partido. Su derecha empezó a 'volar' en la pista del Puente Romano y darle ganadores uno tras otro. Bautista aguantó y llegó a mandar 3-2 con 'break', pero terminó claudicando en el tercer parcial. El encuentro había cambiado y ciertos problemas físicos del español comenzaron a hacer temer por la disputa de un quinto set.

El joven tenista británico siguió lanzado y aguantando los largos intercambios desde el fondo. Sus 21 'winners' y el mal momento de su rival le ayudaron a llevarse también con comodidad el cuarto parcial y aumentar la emoción. Seguía dispuesto a derribar barreras un Norrie que afrontaba su primer partido a cinco sets para salvar tres bolas de 'break' y después romper al español.

Aguantó los nervios y el intercambio en un largo sexto juego y, después, volvió a golpear para encarrilar la mayor victoria de su carrera y poner el 1-1 para los ingleses. No pudo Bautista hacer buena la actuación previa de Ramos. El catalán fue el que dio el primer punto a España tras imponerse a Liam Broady en tres sets por 6-3, 6-4, 7-6(6).

RAMOS SUPERA LA RESISTENCIA DE BROADY

Ya en el estreno de la eliminatoria, los ingleses buscaron la sorpresa. Ramos tuvo un partido más disputado de lo esperado porque su rival, 165 del mundo e inexperto en la competición, intentó equilibrar la aparente desigualdad con un juego agresivo y cerca estuvo de alargar el choque a más de las dos horas y media que duró.

Al español le costó imponer su mejor tenis en arcilla roja. Broady buscó todos los argumentos posibles para incomodarle y rozó tanto en el segundo como en el tercer set la victoria, aunque le faltó esa experiencia que sí atesora seguramente más el español, 21 del mundo y muy acostumbrado a encuentros de nivel.

En un duelo de poderosos 'drives' (23 ganadores del catalán y 25 del británico), el tenista barcelonés supo dominar con más comodidad el primer parcial pese a que no desaprovechó el tempranero 'break' que logró. Sin embargo, dos roturas en los compases finales le permitió cerrar sin más problemas la manga.

Broady encajó bien el golpe y no varió su guión. Pese a la arcilla roja, buscó en la red sus opciones y fue capaz de nuevo de equilibrar un quiebre inicial de un Ramos, en ocasiones un tanto nervioso. El inglés mantuvo en esta ocasión la igualdad e incluso gozó de dos bolas de 'break' restando con 4-4, pero no las aprovechó y lo pagó posteriormente con la pérdida de la manga pese a levantar un 0-40 y dos bolas más de set.

Pero tampoco la desventaja en el marcador hizo hincar la rodilla al pupilo de Leon Thomas que se asentó definitivamente en la pista y que encontró la ayuda del aliento de la animosa afición británica. Broady logró por fin mandar en el marcador y amenazó con una rotura que le puso 6-5 y servicio.

Entonces pagó su inexperiencia y los nervios le pasaron factura ante un Ramos que supo gestionar bien ese momento para forzar el 'tie-break'. En este, el tenista británico continuó resistiendo y tuvo bola de set con 5/6, punto en el que el español sacó tres golpes maravillosos para finiquitar el primer punto.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs