MENÚ
domingo 20 octubre 2019
00:57
Actualizado

Trump entra en la guerra NBA-China

El presidente de Estados Unidos critica con dureza a dos de los entrenadores más prestigiosos de la Liga, Popovich y Kerr, por su postura en el conflicto

  • Aficionados chinos en Shanghái, a las puertas del hotel donde se alojan Los Angeles Lakers
    Aficionados chinos en Shanghái, a las puertas del hotel donde se alojan Los Angeles Lakers /

    REUTERS

Tiempo de lectura 4 min.

10 de octubre de 2019. 13:31h

Comentada
larazon.es 10/10/2019

La crisis de la NBA con China ha llegado también a la Casa Blanca donde el presidente, Donald Trump, en sus primeros comentarios públicos al respecto, criticó con dureza a los entrenadores Gregg Popovich, de los Spurs de San Antonio, y Steve Kerr, de los Warriors de Golden State, por la postura que habían tomado sobre el asunto. Trump dijo que era algo que tendría que resolver la propia NBA dado que es un tema que afecta a su organización, pero a la vez criticó con dureza a Popovich y Kerr al considerarlos «complacientes» con China.

Kerr, quien ha criticado públicamente a Trump y ha expresado su opinión sobre varios asuntos sociales en Estados Unidos, declaró que no tenía comentarios cuando se le preguntó acerca de las consecuencias del tuit del gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey, quien la pasada semana mostró apoyo a los manifestantes antigubernamentales en Hong Kong. Trump destrozó a Kerr días después, diciendo que el entrenador tres veces ganador del campeonato «era como un niño pequeño, estaba tan asustado que incluso no fue capaz de responder a la pregunta». «No pudo responder la pregunta, estaba temblando ''Oh, oh, oh, no sé. No sé''».

El presidente republicano de inmediato recordó lo «fácil» que tienen la crítica tanto Kerr como Popovich cuando se trata de hablar mal de Estados Unidos. «No sabía cómo responder la pregunta y, sin embargo, hablará muy mal de Estados Unidos»", denunció Trump.

Popovich también evitó discutir directamente el tema específico con respecto a las protestas en Hong Kong, aunque elogió al comisionado de la NBA, Adam Silver, por su postura de apoyo a la libertad de expresión. «Vi a Popovich, más o menos lo mismo, pero en realidad no parecía tan asustado», comentó Trump. «Pero hablan mal de Estados Unidos, pero cuando hablan de China, no quieren decir nada malo. Pensé que era bastante triste, en realidad. Será muy interesante», dijo el presidente.

La estrella de los Warriors, el base Stephen Curry, dijo que «en este asunto de la relación y el negocio que se ha establecido con China es una situación muy interesante y con un historial que hay que conocer». En este sentido, Curry agregó que «no conozco esa historia lo suficientemente bien como para hablar sobre ella o para formarme una opinión todavía, así que creo que lo mejor es mantenerme en sintonía con lo que sucede».

Muchos entrenadores de la NBA se han mantenido en silencio sobre la situación actual con China, incluido el propio Mike D'Antoni, de los Rockets, quien se negó a responder preguntas sobre el asunto después del partido que el equipo disputó en Tokio. Tampoco lo hizo el entrenador de Los Angeles Clippers, Doc Rivers, otro crítico del presidente Trump, que no quiso profundizar en detalles sobre la crisis que la NBA enfrenta en China. No se espera que Kerr se dirija a los medios hasta el partido de la próxima madrugada contra los Timberwolves de Minnesota, a menos que los Warriors hagan una excepción. Curry dijo que no estaba seguro de cómo esta situación afectaría sus planes futuros, ya que viajó a China durante los últimos seis años. Pero su mejor consejo para Kerr sería que mantuviese sus principios y continuase con su trabajo como siempre. «En este momento, no sé cómo va a reaccionar el entrenador, u otra persona que esté involucrada en el asunto, pero lo mejor es seguir haciendo las cosas normales, como siempre», comentó Curry.

Silver, hablando en Japón el martes, dijo que él y la liga se «disculpan» por el resultado y la reacción que siguió al tuit de Morey, pero señaló que «no nos estamos disculpando por el hecho de que Daryl ejerza su libertad de expresión». Mientras, un evento de la NBA Cares en Shanghái, que involucró a Los Angeles Lakers, fue cancelado el miércoles, sólo unas horas antes de su hora de inicio programada y la televisión China ya informó que canceló la trasmisión de los dos partidos de pretemporada que se van a disputar en su territorio. Además, todos los socios chinos oficiales de la NBA han suspendido los lazos con la liga como consecuencia del controvertido tuit de Morey sobre el apoyo a los manifestantes de Hong Kong.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs