Víctor vuela libre

La RazónLa Razón

Tras dos años de sufrimiento, encerrado y maltratado por el mismo que le dio el primer impulso, Víctor Valdés sueña hoy con volver a sentirse futbolista. El Manchester United mostró algo de corazón al acceder a su salida. Seis meses para volver a respirar fútbol. Aunque sea en una liga menor como la belga, da igual. Descartó al Valencia, al Sevilla, al Dépor y al Espanyol con tal de no jugar contra el Barça, el equipo de su corazón. El objetivo ahora es recuperar el ritmo de competición y dar motivos a Del Bosque para que vuelva a incluirle en una convocatoria. La Eurocopa es el reto.

El calvario

Maldita lesión. Dos años de calvario. El Mónaco quiso desentenderse de esos ligamentos. Víctor buscó recuperarse en Alemania. Hasta que recaló en el United. Quién le iba a decir que Van Gaal le haría la vida imposible, obligándole a entrenar con juveniles como si fuera un don nadie. Pero Víctor aguantó paciente y silencioso. Esperando que el fútbol le diera una nueva oportunidad. Y ahora la tendrá. El Standard de Lieja acoge al mejor portero de la historia del Barça. Se hizo la luz. Es el momento para probarse de nuevo, será complicado al principio, pero ha aprendido mucho de estos meses. Regresa más fuerte y maduro, con ganas de aprovechar los años que le queden. Para volar de nuevo. Para volar libre...