MENÚ
sábado 19 octubre 2019
18:30
Actualizado

¿Vinicius es suficiente?

Tiene 18 años y es el jugador más importante del Madrid. Con más puntería, puede ganar a cualquiera. El problema, que está muy solo. El club mira al técnico.

  • Vinicius corre con la pelota en el encuentro del pasado miércoles contra el Barcelona
    Vinicius corre con la pelota en el encuentro del pasado miércoles contra el Barcelona

Tiempo de lectura 4 min.

01 de marzo de 2019. 00:10h

Comentada
José Manuel MartínJosé Aguado Madrid. 1/3/2019

Sin la Copa del Rey, en el Real Madrid se enfrentan a una situación que ya han vivido las últimas tres temporadas. La Liga es un asunto que no depende de ellos y la Champions se convierte, de nuevo, en la gran esperanza para acabar la temporada con un éxito rotundo. Otra vez el conjunto blanco se mueve en esas coordenadas tan distantes: o acabar el curso sin nada o alcanzar lo máximo. Así que cualquier análisis de la situación actual del club se hace con la perspectiva de lo que ha sucedido en los años anteriores, cuando por estas fechas se temía lo peor y luego resultaba que sólo era una manera de conquistar la Champions.

Sin embargo, en la entidad blanca no esconden la preocupación por lo que sucedió contra el Barcelona: en los dos encuentros el equipo dio la cara, sin embargo a la hora de la verdad fue más frágil que el rival, menos decisivo cuando había que serlo, justo lo contrario de lo que sucedió la campaña pasada en Champions, por ejemplo, cuando en los momentos de la verdad el campeón mostraba su fortaleza. El Barcelona no contó con Messi en la ida y el miércoles fue un jugador más, sin huella, en el Santiago Bernabéu. Sin él, el equipo de Valverde ha superado las semifinales pese a la dependencia habitual que sufre del argentino. En el Camp Nou marcó Malcom y en el Bernabéu fueron Dembélé y Luis Suárez los que decidieron el choque para los azulgrana. Si el diez argentino no está o no le apetece en exceso, hay otros futbolistas que pueden rescatar del tedio al equipo de Valverde y transformarlo en un segundo de un conjunto paciente a uno depredador.

¿Qué tiene el Madrid, además de Vinicius, un futbolista de 18 años y que aún necesita mejorar su eficiencia cuando mira hacia la portería? «Él dispone de dos marchas más que un jugador normal. Puede regatear y cambiar de dirección con una fuerza impresionante. Cuando él está atacando, el adversario comienza a correr hacia atrás. Creo que el tiempo le permitirá desarrollar la técnica que le falta», explicaba ayer Tite, que, por primera vez llamó al madridista para la selección absoluta brasileña. En el Camp Nou marcó Lucas Vázquez; en el choque del Bernabéu, uno de los mejores fue el canterano Reguilón, mientras Marcelo sufría en el banquillo y a nadie se le ocurría pensar que podía entrar en el campo. Isco veía el encuentro en la grada y Gareth Bale salía cuando ya no quedaba mucho por hacer, moviéndose casi siempre al filo de los silbidos del público.

A mediados de febrero, se encuentra el Real Madrid con que el futbolista que marca la diferencia empezó la temporada en el filial, jugando en Segunda División B y «está evolucionando», como dice Tite. Y por otra parte, se encuentra con que tres jugadores capitales, o cuatro, si también se incluye a Marco Asensio, han bajado sus prestaciones de una manera inesperada y radical. Demasiado para que no lo note cualquier equipo. Se confiaba en los goles que debían nacer de las botas de Asensio o de Bale, pero no parecen listos para grandes batallas.

Desde el club se confía en Solari, en cómo consiguió transformar al equipo y hacerle pelear por la Copa, pero el crédito del entrenador argentino no es ilimitado. Necesita sacar el máximo beneficio de los suyos y darle al equipo una constancia que es evidente que no tiene. El Real Madrid ha mezclado actuaciones solventes, algunas sobresalientes y descalabros que no venían a cuento. De Solari se discuten algunas rotaciones que no se entienden y que no consiga que todos los futbolistas se unan al proyecto con decisión. El argentino ha demostrado maneras para conducir al equipo en una situación complicada y ha sido valiente para tomar decisiones que no todos se hubieran atrevido a tomar. Pero el rumbo del equipo no ha sido el deseado y sólo queda bala y media.

Al Madrid le faltan jugadores que ganen partidos cuando Vinicius no llega porque casi ninguno de los importantes ha estado a su nivel. Benzema ha sido el que mejor rendimiento ha dado, pero después ni Modric ni Kroos, por ejemplo, han sido regulares hasta ahora.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs