“Errante fluctuación del ibex-35 en el ecuador del último trimestre”

Parqué de la bolsa de Madrid
Parqué de la bolsa de Madrid

El selectivo español cierra la semana actual con un resultado incierto, tras registrarse una caída cercana al 1.75% en su cotización desde el inicio de la misma. El principal causante de este tropiezo en parqué ibérico no es otro que el escenario electoral, que culminó el pasado 10 de noviembre con una nueva victoria del PSOE y sorprendiendo la formación política VOX como tercera fuerza más votada del país. El preacuerdo alcanzado al día siguiente entre Pedro Sánchez (líder del partido socialista)

y Pablo Iglesias (su análogo de la formación Unidas Podemos) consolidó la caída del selectivo, que atravesó a la baja la barrera psicológica de los 9.300 puntos.

Al abrigo de lo anterior, la banca española se perfila como el principal damnificado en el índice español, registrándose caídas significativas a inicios de la semana actual y acentuando la sensación de declive del sector en términos de rentabilidad anual (Bankia, Caixabank o Santander son ejemplos de ello, acumulando -31%, -14.50% y -5.30% respectivamente). La otra cara de la moneda la constituye el sector energético, con resultados positivos para Siemens Gamesa (que sorprendía en la sesión de ayer con revalorización intradía por encima del 2.5%) respaldado por la constancia de las inmobiliarias (Colonial y Merlin Properties, continuando la senda alcista en el medio-largo plazo).

Los fundamentales parecen erigirse como principal contrapeso del escenario macroeconómico y político, dados los recientes resultados en el Viejo Continente (por debajo de lo esperado en casos como el de Alemania) y una debilitación constante de las relaciones comerciales España-EEUU, que constituyen una piedra más en el camino para la recuperación de los niveles previos del selectivo español (actualmente cotizando en la franja de los 9.200 puntos).