CaixaBank implanta la inteligencia artificial en sus oficinas

La entidad bancaria busca personalizar los productos para sus clientes

Uno de los cajeros de CaixaBank dotado de reconocimiento facial
Uno de los cajeros de CaixaBank dotado de reconocimiento facialCaixaBank

CaixaBank ha puesto en marcha una herramienta de inteligencia artificial diseñada para identificar las necesidades financieras de los clientes y personalizar tanto la atención de los gestores de la entidad como la información comercial que los clientes reciben a través de los diversos canales.

Se trata de un sistema pensado para un uso integrado en toda la red comercial de la entidad, incluyendo el servicio de gestores personales a distancia inTouch, el canal de banca online CaixaBankNow y la red de oficinas y cajeros.

El lanzamiento del proyecto ha empezado por inTouch, donde la herramienta de inteligencia artificial ya se encuentra en pleno funcionamiento para los más de 600 gestores del servicio. Asimismo, CaixaBank ha iniciado el despliegue en modo piloto en más de 300 oficinas y su puesta en marcha en los procesos y campañas de los canales de banca online, banca móvil y cajeros.

Durante los próximos meses, se completará su implementación en el resto de la red.

La entidad financiera, presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, ha sido pionera en la centralización de toda la información de las interacciones de sus clientes en los diversos canales (web, móvil, oficinas, cajeros, etc.) en un único repositorio de datos.

Como resultado de todo este proceso, la nueva herramienta de CaixaBank identifica los tres productos más relevantes para el cliente de todo el catálogo de la entidad y los alinea con las distintas campañas comerciales. De esta forma, los gestores de la entidad pueden recibir cada día un listado “inteligente”, capaz de detectar los clientes más afines a los productos que se están comercializando en ese momento. El listado también recomienda a los gestores contactar con usuarios con los que no ha habido interacción en los últimos tres meses y garantizar así que todos los clientes de CaixaBank tienen al menos un contacto con su gestor personal cada trimestre.

Desde 2016, la empresa dispone de CaixaBank Business Intelligence, una filial exclusivamente dedicada a la gestión de la información desde un punto de vista científico para dar apoyo a la actividad comercial, que cuenta con un centenar de especialistas. A partir de los modelos desarrollados por este equipo de especialistas, se diseña un plan de acción comercial con una visión totalmente centrada en las necesidades de los clientes y reforzada con filtros para optimizar la periodicidad y los canales de contacto.