Santander cierra otras 211 sucursales y culmina la reestructuración de su red comercial

Pone fin al cierre de oficinas tras la incorporación de Banco Popular. El plan se enmarca dentro de la ejecución del ERE firmado con los sindicatos

Banco Santander culminará esta semana la primera parte de la ejecución del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que está acometiendo tras la integración de Banco Popular y que contempla la clausura de un total de 1.150 sucursales. Este viernes serán otras 211 oficinas las que culminen la última fase del plan de de reestructuración de la red de oficinas firmado con los sindicatos. Este acuerdo prevé, además, la salida de 3.223 trabajadores del grupo en España, 490 menos de lo previsto inicialmente y en su mayoría mediante prejubilaciones a partir de los 50 años. El acuerdo, que lleva aparejado el cierre de oficinas de la red nacional, fue suscrito por CC OO, UGT, STS y FITC, que representan el 83% de la mesa negociadora.

Más cierres, en Andalucía y Madrid

En la nueva serie de cierres, Santander clausurará 40 oficinas en Andalucía, con lo que la región aglutinará un total de 179 cierres en el marco del ERE; 28 en Madrid, donde las clausuras totales ascienden a 134; 25 más en Cataluña, del total de 154; otras 20 en Comunidad Valenciana, hasta 95; 18 en Castilla y León, hasta 105; 16 en País Vasco, hasta 38, y 13 en Galicia, hasta 130. Asimismo, en la zona de Aragón, Navarra y La Rioja se cerrarán mañana 11 sucursales, que junto a las ya clausuradas en oleadas anteriores suman 67 cierres, según datos de Banco Santander recogidos por Europa Press. En Canarias se cierran este viernes otras 10 oficinas, de las 26 que contempla el proceso; en Castilla-La Mancha 10 más, de un total de 56 cierres; en Baleares 6, de 45; en Extremadura 5, del total de 35, y en Región de Murcia 3, de 23. Finalmente, el proceso contempla que el viernes se cierren otras seis oficinas, repartidas a partes iguales entre Asturias, Cantabria y Melilla. Esta última no se ha visto afectada en oleadas anteriores, pues el ERE solo contemplaba estos dos cierres, mientras que en Asturias y Cantabria se han cerrado un total de 26 y 13 oficinas en los últimos seis meses, respectivamente.

Servicio asegurado

Santander siempre ha defendido que ningún municipio se quedará sin servicios bancarios pese a la reestructuración de la red, ya que la mayoría de cierres tiene lugar en grandes urbes, al tiempo que han ampliado su red de agentes y colaboradores. Defienden que cada oficina que deciden clausurar tiene otra sucursal del grupo a una distancia media de unos 230 metros.