Quién es SNCF y en qué consiste su modelo “low cost”

Su modelo replica el de las aerolíneas de bajo coste

Logo de la compañía SNCFREGIS DUVIGNAUREUTERS | Reuters

Desde que se anunció la apertura del mercado de la alta velocidad español, SNCF mostró abiertamente su disposición a desembarcar en España y competir con Renfe. Todos los expertos aseguran que la vía más adecuada para desafiar al operador español en su terreno de juego es a través del bajo coste. Y así tiene previsto hacerlo la compañía gala, según explicó meses atrás su responsable de alta velocidad, Rachel Picard. Si una ventaja tiene la compañía gala sobre la española es que su servicio “low cost”, Ouigo, lleva años funcionando al otro lado de los Pirineos, lo que les otorga un conocimiento extra en la materia del que carece Renfe, que pondrá en marcha su modelo de bajo coste la próxima Semana Santa. Su modelo, como explicó Picard, replica el de las aerolíneas de bajo coste. Su planteamiento es simple: ofrecer un producto más sencillo, lo que le permite ser más barato y que estos ahorros se trasladen a los precios de los billetes. Según su responsable, el 60% de los que viajan con Ouigo pagan menos de 25 euros por billete. Sus precios parten de los 10 euros por trayecto -16 desde el centro de París-. También tienen ofertas para que una familia de cuatro integrantes pueda viajar al completo por menos de 100 euros. Y, a pesar de todo, el modelo es rentable, según Picard.

Para recortar los gastos, SNCF ha reducido los costes de producción por asiento respecto al AVE convencional en un 50%. Para lograrlo, han prescindido de todos los servicios a bordo que consideran accesorios, recortando al mínimo el gasto en personal. Además, operan con trenes duplex de doble piso acondicionados para transportar un 20% más de pasajeros, 634, frente a los 510 de un convoy convencional; que pueden circular a 320 kilómetros por hora. Para sacarles más partido, han optimizado su uso y en lugar de tenerlos en circulación entre 7 u 8 horas, operan hasta 13 horas. La compañía tendría ya avanzada la homologación de parte de esta flota para circular por España. Con su servicio de bajo coste, SNCF ha logrado atraer a 17 millones de pasajeros, de los que el 60% son nuevos clientes que antes no habían utilizado la alta velocidad, según Picard.