¿Billetes de AVE a 20 euros en un año?

La rebaja de precios es uno de los objetivos del proceso. En Italia los ha reducido un 30%. El «low cost» de SNCF ofrece billetes desde 10 euros

An employee of French national railway operator SNCF is seen at the railway station in Asnieres-sur-Seine, near Paris
Un empleado de SNCF junto a un tren de la compañía en una estación de ParísBENOIT TESSIERReuters

Más trenes y más baratos. Eso es lo que promete la liberalización del AVE a partir de diciembre de 2020. Y eso es lo que realmente interesa a los usuarios: disponer de más frecuencias a precios más asequibles. En teoría, la introducción de competencia reduce los precios en cualquier actividad. En el caso de la alta velocidad, el ejemplo de ello es Italia. Un año después de que la compañía privada Italio comenzase a dar la réplica a Trenitalia, los precios de los billetes bajaron de media un 30%, según los datos recopilados por un informe de la OCDE sobre este proceso.

En el caso español, y aunque el presidente de Renfe, Isaías Táboas, asegurase ayer que la rebaja de las tarifas depende de que Adif rebaje los cánones que cobra a las operadoras por usar sus infraestructuras, la reducción de los precios parece asegurada. Trenitalia, que desembarcará en España junto a Ilsa, ya ha avanzado que su proyecto pasa por «hacer accesible la alta velocidad a todos los ciudadanos». El otro rival al que se enfrentará Renfe, SNCF, aunque no ha avanzado nada respecto a su política de precios, sí que ha anticipado que comenzará a operar desde el primer día en que el mercado se liberalice con su AVE «low cost» de doble piso. La política de precios que la compañía pública gala está desarrollando en su país de origen con su servicio de bajo coste es muy agresiva. El 60% de sus clientes pagan menos de 25 euros por billete. Sus precios parten de los 10 euros por trayecto (16 desde el centro de París). Además, ofrece la posibilidad de que una familia de cuatro integrantes pueda viajar por menos de 100 euros.

"Low cost" de Renfe

Para anticiparse a la compañía francesa y al resto de competidores, Renfe lanzará en Semana Santa su servicio de bajo coste, que ya anticipa también precios más bajos. En un encuentro con los medios, Táboas aseguró meses atrás que se tratará de un servicio pensado para captar clientes que piensan que el AVE es caro, por lo que el precio será clave. El presidente de la operadora pública apuntó que las tarifas podrían llegar a ser hasta un 40% más baratas que las de los trenes de la alta velocidad convencional, lo que dejaría el precio por trayecto en el entorno de los 20 euros.

La privatización también incrementará los trenes disponibles en un 65%, según los cálculos de Adif. Trenitalia-Ilsa, por ejemplo, se ha marcado como objetivo ofrecer 32 servicios diarios en la ruta Madrid-Barcelona (16 por sentido), ocho en la Madrid-Valencia, 7 entre Madrid y Málaga y Sevilla y entre 3 y 4 en la Madrid-Alicante. No obstante, la compañía que más frecuencias ofertará será Renfe, que resultó adjudicataria con el conocido como paquete A. Táboas explicó ayer que, una vez tenga competencia, Renfe incrementará su oferta de trenes de alta velocidad en un 20%.