Economía

Las ventas ficticias de automóviles salvan el mes

Las automatriculaciones disparan el mercado de coches un 2,3%. Se disparan las ventas del sector de empresa, que crecen casi un 25%, pero baja la demanda de particulares

Las matriculaciones de automóviles durante el pasado noviembre experimentaron un falso crecimiento del 2,3% respecto al mismo mes del año pasado. Se vendieron oficialmente 93.158 unidades, frente a las 91.063 de noviembre de 2018. Pero las cifras no corresponden a la realidad del mercado, ya que están falseadas por el efecto de las automatriculaciones que algunas marcas están comenzando a realizar para evitar las multas por emisiones, que entrarán en vigor a partir de enero del próximo año. Sólo así puede entenderse que las matriculaciones de vehículos de empresa hayan crecido en este mes cerca del 25% respecto al mismo periodo del año anterior. Este es el canal que utilizan empresas y concesionarios para dar salida a los coches más contaminantes, los que tendrán severas multas a partir del próximo 1 de enero. Algunos datos son especialmente significativos, como por ejemplo la subida de Porsche, que incrementó sus ventas en un 513% en su conjunto y, en concreto, un 1.466% las matriculaciones de su modelo Cayenne.

Publicidad

2.500 euros por contaminar

Como media, se calcula que cada coche tendrá que pagar 95 euros por cada gramo de emisiones que supere los 95 gramos. Es decir, un coche medio que emita 120 gramos, que son la mayoría, tendrá una penalización de unos 2.500 euros. A fabricantes y concesionarios les trae a cuenta matricularlos antes de que finalice el año y venderlos en el mercado de coches de Kilómetro 0 que mantenerlos en «stock» y comercializarlos el año que viene con penalizaciones. En cambio, las ventas a particulares, que son las más rentables para las redes comerciales, bajan un 6,9%. El tercer canal de ventas, el de los alquiladores, crece un 8,7%, gracias a que muchos concesionarios tienen empresas de alquiler, que utilizan para dar salida a su «stock» de coches. Si analizamos las ventas por motorizaciones, pese a la demonización que se está haciendo del diésel, la penetración de este combustible se mantiene, e incluso se ha incrementado. En noviembre supuso el 29,5% del total, con un incremento de más de un punto frente al mes anterior. La gasolina sigue siendo dominante, con 56,0% de las matriculaciones, mientras que los híbridos y eléctricos suponen ya 14%. El mercado está a la espera de las posibles ayudas de la Administración a los coches electrificados para realizar compras de estos vehículos que, por el momento, tienen un alto coste de adquisición.

El Seat León, el rey

Por marcas, Seat volvió a ser el líder del mercado en noviembre, con un total de 8.564 unidades, por delante de Volkswagen. Peugeot, Toyota, Kia y Hyndai. En el acumulado de los once meses de este año, la marca española supera en casi 14.000 unidades a Peugeot, segunda en la clasificación, por delante de Volkswagen, Renault y Toyota. Por lo que se refiere a los modelos, el Seat León ha sido el más vendido este mes y supera al Dacia Sandero tanto en noviembre como en el acumulado entre enero y noviembre, mientras que el Nissan Qasqhai ocupa la tercera plaza. Fuentes del sector esperan que en el último mes del año, el efecto de las multas de la UE tengan una incidencia importante en las cifras de matriculaciones de diciembre, que además marcan el cierre de ejercicio. Con ello, se espera un año con un número de matriculaciones similar al del año pasado. Del orden de 1,2 millones de unidades y una baja del mercado en el entrono del 1%. Esto supondrá que la edad media del parque automovilístico español continuará envejeciendo, por lo cual los fabricantes solicitan una vez más un plan de inversiones para la renovación del parque.