Actualidad

AVLO, el AVE “low cost” de Renfe, entrará en servicio en abril

Ábalos desvela la marca y los trenes del nuevo servicio, que entrará en servicio en Semana Santa en el corredor Madrid-Barcelona

AVLO, el AVE low cost
AVLO, el AVE low cost

AVLO. Así se denomina el nuevo AVE “low cost” de Renfe. José Luis Ábalos, ministro de Fomento, ha desvelado hoy en los talleres que la operadora tiene en Villaseca de la Sagra (Toledo) la marca comercial del nuevo servicio de alta velocidad de la operadora pública. En estas instalaciones se ultiman los detalles de los trenes de la serie S112 de Talgo que Renfe ha reconvertido para ofrecer su servicio “low cost”. Las unidades, que tendrán un 20% más de plazas que los trenes habituales y no tendrán clase preferente ni cafetería, lucirán el morado como color principal, que se complementará con tres franjas en la cabeza tractora de tonos naranja, blanco y azul pálido. Su puesta en servicio está prevista para el 6 de abril en el corredor Madrid-Barcelona, según ha anunciado Ábalos. Después, se extenderá al resto de trayectos.

Una de las locomotoras de los trenes AVLO de Renfe
Una de las locomotoras de los trenes AVLO de Renfe FOTO: EUROPA PRESS

Con el lanzamiento de este servicio, "la alta velocidad ya no será un producto solo enfocado a viajes de negocios, sino que se abre a familias, a jóvenes y a otros colectivos que lo usaban de forma muy ocasional”, según ha destacado Ábalos. El ministro ha explicado que AVLO "incide en los tres propósitos señalados de hacer el ferrocarril más inclusivo, más competitivo y más sostenible”. De ahí que, según señaló, “los servicios se van a configurar para que tengan un precio reducido sin perder sus características de velocidad, puntualidad y seguridad”.

El servicio “low cost” constituye, junto a la internacionalización y la digitalización, uno de los tres pilares sobre los que Renfe pretende edificar su futura estrategia para competir contra otras compañías. La operadora es consciente de que la llegada de rivales privados a partir de diciembre de 2020 le restará ingresos, por lo que, en su plan estratégico, se ha marcado como objetivo que este servicio le aporte un 20% de sus ventas en un plazo de diez años.

La apuesta de la operadora pública por el bajo coste no es casual. Tanto SNCF como Ilsa-Trenitalia, las dos compañías contra las que tendrá que competir, ya han anunciado que desembarcarán en España basando buena parte de su estrategia en el precio, la única vía para plantar cara a Renfe, dado que en la alta velocidad convencional su posición de dominio resulta casi inabordable. Pero la compañía pública española tampoco quiere perder terreno por este flanco y por eso no sólo ha preparado un servicio «low cost» sino que lo lanzará antes que sus rivales para tratar de neutralizarlos. Su irrupción en el bajo coste la próxima Semana Santa proporcionará a Renfe varios meses de ventaja para posicionarse en el mercado antes de enfrentarse a SNCF, que ha anunciado su intención de comenzar sus operaciones el mismo mes de diciembre de 2020, una vez que el mercado quede liberalizado. El operador galo es un duro rival puesto que ya opera en su país un servicio de este tipo.