Actualidad

Cada español será 6.500 euros más pobre en 30 años

Un estudio de la Fundación Bertelsmann advierte de que el envejecimiento demográfico de España reducirá el PIB en 200.000 millones

El envejecimiento de la población costará 200.000 millones al PIB en 30 años
El envejecimiento de la población costará 200.000 millones al PIB en 30 años

La combinación de tasas de fecundidad bajas con una mortalidad en descenso ha provocado un envejecimiento general de la sociedad española, cuya esperanza de vida ha pasado de 70,4 años para los varones y 76,2 años para las mujeres en 1975, a 80,5 y 85,9 años respectivamente en 2019. Y estas cifras irán aumentando exponencialmente durante los próximos años cuando la generación del “baby boom” llegue al final de su vida laboral. Por ello, la población en edad de trabajar decrecerá a partir de 2025, lo que se traducirá en una caída de la renta per cápita progresiva, que será de 750 euros en 2030, 3.400 euros en 2040 y 6.500 euros en 2050. Este es el sombrío panorama que nos ofrece el último estudio realizado por el Instituto Austríaco de Investigación Económica (WIFO), por encargo de la Fundación Bertelsmann, cuyas conclusiones apuntan a que el envejecimiento demográfico en España y sus efectos negativos harán que el crecimiento real del PIB se reduzca en más 200.000 millones de euros hasta 2050 -con una estimación de nivel de vida con base en 2010-, según recoge la Agencia Efe.

Japón será el país que más sufrirá este envejecimiento demográfico entre las economías más desarrolladas. En sólo 20 años -en 2040-, su crecimiento del PIB se reducirá respecto al supuesto de referencia en 6.447 euros. No menos significativo será el impacto sobre Austria (4.223 euros), Alemania (3.716 euros), Italia (3.442 euros) y Francia (3.368 euros). En el caso de España, en 2040 sufrirá una caída de 3.409 euros. Por contra, el país menos afectado será Estados Unidos, con una caída del PIB per cápita de 2.196 euros.

Según el informe, la productividad también se verá afectada. Para los españoles, la diferencia entre el supuesto de “población prevista” y el del supuesto de referencia (“población constante de 2018”) crecerá de alrededor de 1,2 euros por hora trabajada en 2030, a 2,8 euros en 2040 y a casi 4,1 euros en 2050. Para contrarrestar esta situacicón, el estudio recomienda una mayor digitalización profesional, además de fomentar las inversiones en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y desarrollar programas activos de fomento de la natalidad para mantener un número suficiente de población activa.