Los españoles se apuntan al cambio de provincia para ir al trabajo

Más de 3 millones de contratos registraron movilidad interprovincial

Cada vez son más los trabajadores que amplían sus horizontes para buscar trabajo. Pero, para ello no es necesario emigrar al extranjero. Millones de trabajadores españoles optan por desplazarse a otra provincia para ganarse el sueldo mensual. En concreto, 2018, último año con datos disponibles, registró cifras históricas de movilidad laboral interprovincial, tras alcanzar por primera vez en la historia los 3,1 millones de contratos.

La recuperación económica que está experimentando el país tras la crisis ha propiciado que está tendencia no deje de crecer. Según el estudio publicado por Randstad a partir de los datos básicos de movilidad publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal, el 14% del total de contratos firmados recogieron movilidad. Esta es “la mayor tasa desde que hay registros”, lo que supone un 6,9% más respecto a 2017.

Los manchegos (28,1%) y los riojanos (26,3%) son los que más dejan su ciudad para ir a trabajar. Por detrás, le siguen Castilla y León (18,6%), Andalucía y Murcia (15,5% en ambas), Comunidad Valenciana (15,3%), Aragón (15,1%), Madrid (14,6%), Galicia y Extremadura (14,5% en ambas), País Vasco (14,3%) y Navarra (14,2%). Por debajo de la media nacional (14%), se encuentran Baleares (12,9%), Cataluña (11%), Cantabria (10,9%), Asturias (8,2%) y Canarias (7,1%). Estos trabajadores desplazados ponen rumbo mayoritariamente a las dos grandes capitales españolas, Madrid y Barcelona. Estas son “de lejos” las provincias más receptoras. Durante 2018, a la Comunidad de Madrid llegaron 502.741 trabajadores de otras provincias, mientras que en Barcelona lo hicieron 285.048.

Por sectores, los agricultores son lo que más preparan la maleta para ir a trabajar. En agricultura, uno de cada cuatro contratos firmados en el sector supone un cambio de provincia (24,5%), casi diez puntos porcentuales por encima de la media nacional (14%). También por delante de esta tasa se encuentra el sector de la construcción (17,2%), mientras que servicios (12,2%), e industria (10,2%) registraron datos de movilidad más bajos. Por otro, el 61,4% de los contratos implican movilidad interprovincial pertenece al sector servicios. Con un peso también a considerar se encuentran los que corresponden a la agricultura, siendo el 24,1% del total. Ya con pesos más discretos aparecen industria (7,5%) y construcción (7%).

El talento no tiene fronteras

La escasez de talento en algunos sectores está provocando un incremento de la movilidad de los trabajadores, ya que las empresas deben buscar talento más allá de su ubicación geográfica", explicó el director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez. “Este tipo de contratación es especialmente útil para jóvenes en búsqueda de una primera experiencia laboral o profesionales que no están encontrando oportunidades en sus lugares de origen”, insitió.