Dos millones de viajeros apuestan ya por ir en silencio en el AVE

Es obligatorio silenciar todos los dispositivos y el uso de auriculares, además se recomienda hablar en voz baja y no mantener “conversaciones duraderas”

Viaje de la línea de AVE entre Castellón y MadridDomenech CastellóEFE

¿Billete preferente o billete en uno de los trenes «silenciosos»? La segunda opción es la que han elegido casi dos millones de pasajeros en 2019. Concretamente, 1,87 millones de viajeros, lo que supone un incremento del 6,8% respecto al dato del año pasado, han optado por un trayecto ferroviario donde el uso de auriculares y el «modo silencio» es obligatorio para utilizar los dispositivos móviles. Se trata de un dato que constata la «buena acogida» del servicio que presta este tipo de coches, que cada vez es «más demandado y mejor valorado», según explica Renfe, que puso en marcha este servicio en 2014. Desde entonces, la compañía ferroviaria ha transportado 9,14 millones de pasajeros que optaron por este trayecto de Alta Velocidad más tranquilo, «relajado y tranquilo», asegura Renfe.

El «coche en silencio» es además, un vagón que la compañía habilita en todos sus trenes AVE, con el objetivo de descansar, concentrarse en su trabajo o en su lectura. Hasta ahora, esta modalidad cuenta con una ocupación media del 81% (cerca de cuarenta viajeros) en estos coches, cuyos billetes tienen el mismo precio que las plazas de turista del tren.

En vistas del ejercicio 2020, Renfe calcula que pondrá a la venta 3,2 millones de billetes de AVE en silencio dado que a los vagones de todos los AVE ya en servicio, se suman los del AVE a Granada y el nuevo Euromed entre Barcelona y Valencia. El nuevo tren de bajo coste, AVLO, no incluirá este servicio.

Prohibido hablar por teléfono

El vagón en silencio, que implementó la ferroviaria hace ya cinco años, incorpora una serie de condiciones entre las que se prohíbe hablar por teléfono móvil a los pasajeros. También, se recomienda hablar en voz baja y no mantener «conversaciones duraderas» y se hace obligatorio el uso de auriculares y silenciar todos los dispositivos. En cuanto al público que admiten estos vagones, la compañía advierte de que «ni viajeros menores de 14 años, ni animales de compañía» pueden subir a bordo. Asimismo, los billetes para los trenes «silenciosos» no se incluyen en tarifas de grupo o aquellas que permiten adquirir las cuatro plazas de mesa.

Durante el trayecto, no hay venta de productos en el vagón, por lo que si los viajeros quieren comprar un café o un aperitivo, tienen que ir al bar del tren a por ello. Por otra parte, sí que se puede comer en estos vagones, siempre que no se haga ruido que moleste a los demás. Además, los pasajeros deben tener en cuenta que las luces están algo atenuadas durante todo el trayecto.