La venta de vivienda entra en zona roja y cae por primera vez desde 2013

Los notarios cifran la caída del mercado en un 3,4% mientras que el INE la deja en un 3,3%. El precio, en el nivel más alto tras la crisis

El mercado de la vivienda ha confirmado definitivamente la ralentización que venía apuntando desde el pasado verano. Así lo han constatado tanto el Consejo General del Notariado como el INE en sendos informes estadísticos que revelan que las transacciones por compra de viviendas en España se redujeron en 2019. Los notarios cifran el retroceso en un 3,4% en comparación con 2018, mientras que el INE lo deja en un 3,3%, lo que supone, en cualquier caso, el primer descenso en tasa interanual desde 2013. Ambas estadísticas coinciden que en 2019 se cerró con más de 500.000 transacciones (501.085 en el caso del INE y 566.777 en el de los registradores). El Consejo del Notariado asegura que la caída de las transmisiones se debió tanto al descenso de los pisos de segunda mano (-0,7% interanual) como a la caída de los pisos nuevos (-15,1%). Los registros el INE, sin embargo, aseguran que las ventas de viviendas usadas retrocedieron un 4,2% en 2019 en tasa interanual, lo que no se producía desde el año 2012; mientras que las de casas nuevas se incrementaron un 1,2% el año pasado (92.844 unidades) en comparación con un año antes, su primera subida desde 2016. La disparidad de datos entre una y otra estadística tiene su origen en que los datos del INE tienen como fuente a los Registradores de la Propiedad.

Según los datos de los notarios, solo en diciembre, la compraventa de viviendas cayó un 1,2% en tasa interanual, hasta 53.947 transacciones, de las que 42.003 correspondieron a pisos, el 3,8% menos. El INE, sin embargo, asegura que en este mes se la compraventa de viviendas se incrementó un 1,8%, hasta 34.767 unidades. El porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 50%. En este tipo de compras con financiación, la cuantía del préstamo promedió de media el 74,1% del total, según los notarios.

En cuanto al precio, el Consejo del Notariado constata que el incremento por metro cuadrado se debió tanto al ascenso del valor de las viviendas unifamiliares (0,8%) como al de los pisos (1,6%). El precio de los de segunda mano se situó en los 1.588 euros (0,6% interanual) y el de los pisos nuevos se disparó hasta los 2.322 euros (7,2% interanual). El precio medio por metro cuadrado alcanzó la cota más alta desde 2011, con 1.438,24 euros frente a 1.407,63 euros de 2018.

En cuanto a los préstamos hipotecarios, tanto para adquirir una vivienda nueva como una usada, alcanzaron en 2019 una media de 139.534,72 euros –la media en 2018 fue de 138.707,87 euros–, con un acumulado de 276.954 actos jurídicos documentados, frente a los 266.314 actos del año 2018.

Por otra parte, este estudio estadístico también recoge el número de nuevas sociedades constituidas en el mes de diciembre fue de 8.156, lo que representa un decremento interanual del 3,8%, aunque la caída fue mayor, del 8,5% interanual, en la serie corregida de estacionalidad, según la estadística elaborada y publicada este martes por el Consejo General del Notariado. Entre las distintas formas jurídicas, fueron las sociedades limitadas, las que representan el grueso de las sociedades constituidas. Su número ascendió a 7.645, registrando una contracción interanual del 4,2% (-8,3% en la serie corregida de estacionalidad).

Los portales inmobiliarios aseguraron que las compraventas de vivienda en 2019 fueron peor de lo esperado, pero que el mercado tiende a la estabilización. El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, señaló que gran parte de los inversores ha decidido aplazar o abortar las operaciones aunque las compras de particulares «han mantenido el tipo». Desde Fotocasa también afirmaron que el mercado de la vivienda se está encaminando a la normalización. Sin embargo, la oferta se sitúa por debajo de la demanda. Por otro lado, el director de Pisos.com, Ferrant Font, apuntó que el cierre del año «a la baja» vino «causado principalmente por la caída iniciada en verano a causa de la Ley Hipotecaria».