Sniace solicita su liquidación por no poder hacerse cargo de su deuda

La empresa cántabra cesa su actividad y culpa a “la caída dramática de los precios de la celulosa, de la fibra viscosa y del precio de venta de la electricidad".

Sniace solicitará mañana viernes al juzgado su liquidación, así como la de sus filiales, por no poder hacer frente a los compromisos de pago con sus acreedores, así ha informado la empresa cántabra a la Comisión Nacional del Mercado de valores. Las filiales de la química con sede en Torrelavega (Cantabria) son Celltech y Viscocel, ha añadido este jueves la citada empresa. Cuando se dicte el auto de liquidación, se suspenderá la administración y disposición de su patrimonio, se nombrarán administradores concursales, se producirá el vencimiento anticipado de los créditos concursales aplazados y comenzarán las operaciones de liquidación. Sniace añadió que “el consejo de administración ha adoptado diversas decisiones durante los últimos meses, como el aumento de capital, la búsqueda de inversores, qué había concretado en las transacciones con diversos inversores industriales, y la renegociación de la deuda concursal con diversos acreedores, que reconocieron por objeto el saneamiento patrimonial y financiero de Sniace así como la aplicación de los planos de inversión”.

“Dichas situaciones han desincentivado el interés por parte de cualquier inversor y han truncado la evolución de las actuaciones que estaban afectadas a un cabo para el saneamiento financiero de Sniace”, explica la empresa. Esto ha hecho imposible mantener la viabilidad financiera de la compañía y atender sus obligaciones de pago, y ha llevado a Sniace a solicitar su liquidación, agregó Gema Díaz Real, presidenta del consejo de administración.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió el miércoles la cotización en bolsa del grupo industrial químico Sniace por “concurrir las circunstancias que afectan al desarrollo normal de las operaciones”. Esta suspensión de la cotización viene dada tras el anuncio de Cogen Energía España, que da por terminado el contrato de arrendamiento para la planta de cogeneración de Sniace en Torrelavega.

Las acciones en bolsa de Sniace terminaron este miércoles a 0,046 euros. El comité de empresa de Sniace se encerró este miércoles en la fábrica en Torrelavega para exigir a la dirección el último pago, entre 900 y 1.200 euros de medios por trabajador. La plantilla de Sniace se encuentra afectada por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para la mitad de la plantilla de un año de duración, con un máximo de 91 días laborales por cada trabajador.