Tensión entre agricultores y Guardia Civil por el corte de la A-45 en Córdoba

Los convocantes de la protesta se desentienden de los “radicales”

La Guardia Civil ha cargado contra un grupo de agricultores que había cortado la autovía A-45, que une Córdoba y Málaga por Antequera, a la altura de Lucena y que según las organizaciones agrarias eran ajenos a los convocantes de la protesta. Tras la intervención policial, en la que se ha llegado a lanzar botes de humo para desalojar a los manifestantes, la circulación ha quedado definitivamente reestablecida en la autovía.

Sin embargo, permanece cortada la carretera A-318, que une Estepa (Sevilla) con la carretera Granada-Córdoba a través de Lucena, a la altura del kilómetro 44, a la salida de Lucena en dirección a Cabra, en ambos sentidos y en un tramo que es autovía, informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil de Tráfico.

Los convocantes de la protesta, Asaja, COAG, UPAG y Cooperativas Agroalimentarias, habían condenado antes del corte posterior a la apertura de la autovía y de este hecho al “grupo muy minoritario de radicales que son ajenos al sector y que, usando el buen nombre de los agricultores y ganaderos, han mantenido cortada la A-45 fuera de los términos en los que estaba previsto por estas organizaciones agrarias”.

El corte principal se prolongó el doble de las dos horas previstas en un principio y, una vez despejado el primer bloqueo en ambos sentidos, pequeños grupos de personas fueron realizando cortes intermitentes en vías alternativas en diferentes direcciones.

El sentido dirección a Málaga se había abierto sin incidencias, aunque con retenciones por la gran cantidad de vehículos agrícolas que había concentrados en la zona, según esta fuentes.

El corte comunicado a la Subdelegación del Gobierno se había producido en ambos sentidos en el kilómetro 56 de la A-45, en el acceso a Lucena, aunque desde antes de la hora prevista grupos de personas y vehículos ya habían obligado a que la Guardia Civil activase las vías alternativas, que pasan por el casco urbano de la ciudad lucentina.

Pese a ello, el volumen de la circulación por el trazado de la antigua carretera N-331 provocó retenciones de kilómetros, tanto en las vías alternativas como en la propia autovía.

La Subdelegación calculó que unos cuatro mil vehículos agrícolas se sumaron a la convocatoria, la mayoría procedentes de municipios del Sur de la provincia de Córdoba, aunque también ha contado con presencia de agricultores de otras de Andalucía.

El lugar elegido para el corte, en el que se cruzan carreteras que unen los dos municipios con más población tras la capital de la provincia, Lucena, con 42.605 habitante, y Puente Genil, con 30.048, además de Cabra, con 20.341, incidió en la dimensión de los problemas para el tráfico.

Los líderes de las organizaciones convocantes reiteraron las manifestaciones que se vienen produciendo en las últimas semanas sobre la situación del campo, ante la baja remuneración y la diferencia con el precio que abonan los consumidores.

Efe