Publicidad
Publicidad
Economía

¿Cómo saber si estoy en una lista de morosos?

España cuenta con una base de morosos de 4.028 contribuyentes que adeudan cerca de 14.100 millones de euros

Aparecer en una lista de morosos no es difícil, o por lo menos así lo demuestran los datos aportados por la Agencia Tributaria y Hacienda. Según su último informe, España cuenta con una cartera de morosos de 4.028 contribuyentes que adeudan cerca de 14.100 millones de euros a fecha de junio de 2019. Los nombres de personajes reconocidos se llevan la atención, como es el caso de la presentadora Patricia Conde, con una deuda de 1,8 millones de euros; el motociclista Sito Pons, con otros 1,9 millones de euros de deuda; y el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, cuya deuda alcanza los 1,01 millones. Estos son los pasos para comprobar si su nombre aparece en una lista de morosos.

Publicidad

Por el impago de un recibo, cuota o deuda

Es imprescindible mantener al día todos los pagos. Según la Ley cuando nuestros datos pasan a formar parte de una lista de morosos debemos ser informados por carta certificada en un plazo máximo de 30 días dentro del cual podremos rectificar o cancelar el impago para evitar convertirnos en morosos.

Solicitar el acceso a las bases de datos

Si se da el caso, por error, de que no se notifique por carta la entrada en la lista negra de morosidad, en España existen varios ficheros en los que se puede consultar el dato. Los principales son ASNEF, CIRBE y RAY. Cada uno de ellos requiere una documentación para poder acceder a la base de datos a través de su web.

Publicidad

Una vez comprobado, conocer los derechos

Cualquier persona incluida en el fichero de morosos tiene unos derechos fundamentales: los de acceso, rectificación, cancelación y oposición, conocidos como “derechos ARCO”. El derecho de acceso, garantiza que un ciudadano pueda acceder a la información referente a los acreedores, sus teléfonos y los importes de la deuda. El fichero debe devolver esta información en un plazo de 30 días. Seguido de ello, el derecho de rectificación permite al afectado corregir los errores, modificar los datos y garantizar la veracidad de la información. El plazo para este proceso es de diez días hasta que se corrigen los datos. El derecho de cancelación habilita al usuario para suprimir los datos inexactos que se le atribuyan. Por último, el derecho de oposición es el que garantiza al privacidad del usuario mediante el control del uso que se hace de sus datos.

Publicidad

Así, esta lista sirve de fichero de consulta pública y aporta la información sobre los impagos tanto de una persona física como de una jurídica. El objetivo de ello es mejorar la solvencia del sistema financiero. El punto en común de todos los deudores es que a fecha de diciembre de 2018 debían más de un millón de euros al fisco. Pese a ello, la cifra, según la Agencia Tributaria, disminuyó en relación al dato del año anterior, concretamente un 7,8%, lo que resulta en 1.260 morosos menos que en la relación 2017-2018.