Telefónica apoya la tasa Google: “Corrige una anomalía”

Álvarez-Pallete recuerda que la multinacional española paga 8.700 millones de euros en impuestos tanto en sus negocios analógicos como digitales

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en la rueda de prensa de los resultados de 2019 TELEFÓNICA

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, considera que la imposición de la denominada tasa Google viene a corregir una “anomalía fiscal”, por la que celebró que se graven un 3% las actividades publicitarias y la venta de datos de las compañías tecnológicas con una facturación de al menos 750 millones de euros. “Lo vemos con naturalidad. Se trata de subsanar una anomalía tributaria, no porque se vaya contra nadie, sino porque el mundo está cambiando”, ha remarcado Álvarez-Pallete en la rueda de prensa de presentación de los resultados del ejercicio fiscal 2019. “¿Cuál es la diferencia entre una llamada a través de un operador o mediante una de estas plataformas?”, se ha preguntado el directivo de la multinacional española, en referencia a que la operadora paga impuestos y las plataformas hasta ahora no lo hacían en la misma medida. Álvarez-Pallete siempre ha defendido que aunque las reglas en el mundo físico y analógico son distintas a las del mundo digital, donde una empresa tecnológica puede tener el servidor en un sitio distinto al que genera el negocio, es necesario homologar todos los servicios y su tributación. En este sentido, ha recordado que Telefónica destina 8.700 millones de euros al pago de impuestos, crea más de un millón de empleos en todo el mundo con un impacto de más de 52.000 millones de euros.

Precisamente sobre el mundo digital, Álvarez-Pallete ha explicado que la irrupción del “smartphone” solo ha sido el “aperitivo” frente a la auténtica revolución, que es la inteligencia artificial. Una revolución que puede suponer para España una “oportunidad histórica” ya que dispone del 80% del territorio nacional cubierto por banda ancha de fibra, igual que Reino Unido, Francia, Italia y Portugal juntas.