¿Trabajarías menos horas por menos sueldo?

820.000 trabajadores están dispuestos a reducir su jornada laboral pese a la correspondiente disminución de su sueldo

El 58 % de los empleados hondureños trabaja de manera informal, según el BM
Un hombre trabaja en una obra en construcción FOTO: Gustavo Amador EFE

El equilibrio entre la vida personal y la vida laboral es uno de los motivos por los que, cada vez más, los españoles se decantan por trabajar menos horas por un sueldo menor, y no al contrario. El teletrabajo se convierte así en una opción secundaria. Actualmente, cerca de 820.000 trabajadores están dispuestos a reducir su jornada laboral pese a la correspondiente disminución de su salario. Sin tapujos, esta cifra es un 5,5% más elevada que el año pasado, cuando 776.000 ocupados se interesaron por trabajar menos horas. Este dato no es sino una “alerta” de la situación del mercado laboral español, puesto que se trata de la cifra más alta desde 2009, cuando los ocupados en esta situación alcanzaron los 865.400, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Precisamente, el dato de empleados dispuestos a trabajar menos horas por un salario menor superó el millón de ocupados en 2007, con 1.410.300; y en 2008, con 1.124.500. Desde entonces, la cantidad comenzó a caer hasta tocar suelo en 2013, cuando los españoles que eligieron esta opción sumaban 515.200, según explica el informe elaborado por la empresa de recursos humanos Randstad. El principal motivo por el que los españoles apuestan por la premisa de “menos horas pese a menos sueldo” se debe a “ la flexibilidad y las políticas de conciliación”. Esto es, “las nuevas generaciones no están dispuestas a cumplir con una presencialidad laboral, quieren tener tiempo para trabajar de forma flexible”, asegura la profesora de investigación en el futuro del trabajo en EAE Business School, Pilar Llacer. “Antes de trabajar bajo un horario poco flexible y con un registro horario demasiado exigente, los empleados están dispuestos a renunciar tanto a una marca de empresa, como a un salario”, explica Llacer.

Por contra, también existe un escaso colectivo que sí que apuesta por trabajar más horas y así contar con un sueldo más alto. Sin embargo, esta tendencia, de igual manera, también ha registrado una evolución negativa. En 2007, la tasa de empleados que estarían dispuestos a trabajar más horas por más sueldo era de un 8,5%; en 2013 fue de un 16,2%; y en el último ejercicio ha sido de un 9,8%. Esta radiografía del empleo resulta un indicador “muy significativo de la evolución del mercado laboral y de la economía en general” explica el director de Randstad, Valentín Bote.

¿Nueva ley laboral?

En este contexto, y con la paulatina adaptación a las nuevas medidas del Gobierno como la ampliación de la baja por paternidad o la subida del SMI a la que se enfrenta el colectivo de trabajadores en España, el Ministerio de Trabajo y Economía Social planea sacar a flote una nueva ley para mejorar el mercado laboral.

El Ejecutivo no solo reparte ministerios, sino que también parece haberse comprometido con la elaboración continua de leyes para cualquier tipo de materia social. Ahora, lo que ocupa a Trabajo es aprobar una medida de “trabajo corresponsable” que permita a las empresas adaptar el tiempo de trabajo de sus empleados a sus necesidades, pero también a los trabajadores organizarlo para poder conciliar. Este mecanismo que planea desarrollar el Ejecutivo, se pondría en marcha “a medio plazo” y “una vez se cierre la mesa de diálogo social abierta en estos momentos”, aseguró el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, en el Consejo Económico que tuvo lugar hace unas jornadas.