Los autónomos, el mayor blanco de los accidentes laborales

Los trabajadores por cuenta propia sufrieron 34.605 accidentes en 2019, 74 motales. Sufren más percances graves que los asalariados, según ATA

Un puesto de pescado en un mercado de Madrid
Un puesto de pescado en un mercado de MadridEFE/Juan Carlos HidalgoEFE

Ser autónomo se ha convertido en una profesión de riesgo. “Los autónomos sufren más accidentes graves y muy graves que los asalariados", alerta la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Según su informe de siniestralidad basado en datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, los trabajadores por cuenta propia sufrieron 34.605 accidentes laborales en 2019, de los que 74 fueron mortales, 36 muy graves y 808 graves. De los accidentes mortales, 17 fueron resultado de un accidente de tráfico (el 23% del total). En el mismo periodo (2019) fallecieron 621 trabajadores por cuenta ajena.

Pese a que 2019 fue un año “histórico” para los autónomos, pues desde el 1 de enero sus contigencias profesionales están cubiertas, “los datos no puede ser más tristes”, lamenta ATA. El informe señala que el 2,3 % de los autónomos ha tenido en 2019 un accidente grave frente al 0,7 % de los trabajadores por cuenta ajena, y el 0,1 % sufrió un accidente muy grave frente al 0,02 % de los asalariados.De los 34.605 accidentes laborales que sufrieron los autónomos en 2019, el 68,2 % fueron en el centro habitual de trabajo, 23.593 accidentes, mientras que en desplazamiento se registraron 5.643 y en otro centro, 2.929 accidentes. Al ir o volver del trabajo los autónomos el año pasado sufrieron 2.440 accidentes.

Caídas y sobreesfuerzo

El informe elaborado desde ATA muestra como prácticamente el 78% de los autónomos accidentados en 2019 son mayores de 26 años, y menores de 55, de los que el 46% de los accidentes (15.940 accidentes laborales) los sufrieron los autónomos de entre 26 y 45 años. De estos 15.940, ocho de cada diez accidentes (82,1) los sufrieron autónomos varones (13.092). En general, el 80,8% de los accidentes los sufrieron varones (27.990 accidentes), frente a los 6.615 accidentes que sufrieron las autónomas. Los principales accidentes de los autónomos se producen por caídas (8.141 accidentes laborales) y sobreesfruerzos sobre el sistema musculoesquelético (7.318), especialmente esguinces y torcedoras (7.595).

El sector servicios, que aglutina a 2,17 millones de autónomos, fue el que registró mayor nivel de siniestralidad (13.695 accidentes), 4 de cada 10 accidentes, seguido de la construcción (9.025 accidentes), de la agricultura (4.365) y del transporte (3.626). “Debemos lamentar 26 accidentes mortales durante la jornada de trabajo de autónomos en el sector servicios, 18 en construcción, 11 en industria y 12 en agrario”, incide el estudio que también señala que el 80,8 % de los accidentes los sufrieron varones (27.990).

Castilla y León fue la comunidad autónoma que más accidentes mortales registró en 2019 con un total de 13 fallecidos. Andalucía y Galicia perdieron 12 autónomos cada una y Cataluña, 11 trabajadores. En Aragón se produjeron 7 accidentes de autónomos con resultado mortal y en Castilla-La Mancha, 6