Cómo ahorrar dinero utilizando una hucha

Ahorrar todos los meses no es fácil. Utilizar una hucha como método de ahorro tiene la ventaja de que se hace con poco esfuerzo.

La capacidad de ahorro del ciudadano medio se encuentra bastante mermada por el pago de las hipotecas, los sueldos y el paro. La previsión de desaceleración económica impulsa a los españoles a apretarse el cinturón. Más de la mitad de los españoles no puede ahorrar nada y llega endeudado a final de mes. La tasa de ahorro de los hogares se estima en el 1,3% de su renta disponible en el tercer trimestre de 2019, frente al 1,4%del mismo trimestre del año anterior, según los últimos datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto significa que los españoles gastan más de lo que ingresan.

Uno de los métodos para ahorrar son las huchas sean virtuales o tradicionales. El modo más habitual de ahorrar con hucha de las de toda la vida es metiendo en ella toda la calderilla que nos va sobrando, en vez de dejarla en monederos y bolsillos. Si queremos ser más metódicos podemos marcar un objetivo. Al ser algo más concreto quizás cueste menos. Se puede hacer un plan como por ejemplo comprometerse a todos los domingos meter en la hucha 10 euros.

El profesor de EAE Business School, Eduardo Irastorza, aconseja ubicar la hucha en un lugar visible y accesible de la casa. En el caso de que queramos inculcar a los niños el valor del dinero y el espíritu ahorrador aconseja incentivarlo actuando como una empresa o banco es decir, premiando el ahorro “si ellos ahorran 10 euros les podemos dar 1 euro, como si fuera un dividendo” explica.

Cree que el principal obstáculo para ahorrar en la hucha tipo "cerdito “es que ahora “no usamos efectivo”, pagamos todo con tarjeta y no solemos llevar suelto. Añade que las nuevas generaciones no han sufrido carencias y que reciben muchos estímulos al día que fomentan el consumo. La actual sociedad de consumo hace que el ahorro entre los jóvenes sea muy complicado.

Huchas virtuales

Muchas entidades financieras ofrecen huchas virtuales. En estas huchas se va depositando cada mes, bien de forma manual o periódica una cantidad de dinero. El usuario debe tener una cuenta principal en el banco y desde esa cuenta se van haciendo las aportaciones. Este producto financiero no ofrece remuneración ni se puede hacer operaciones como las que se hace con la cuenta habitual. Son productos sencillos de usar en los que el ahorrador marca un objetivo determinado, por ejemplo “pagar el viaje de Navidad a Nueva York” y una vez alcanzado se puede cancelar la cuenta sin coste. La hucha online puede tener el nombre de nuestro objetivo así lo tendremos más presente cada vez que hagamos una aportación. Los bancos que ofrecen este modo de ahorro son Caixabank, BBVA, Abanca e ING, entre otros.