El túnel del AVE entre Atocha y Chamartín entrará en servicio en el segundo trimestre del año

Permitirá conectar el corredor sur-este con el norte-noroeste sin necesidad de hacer trasbordos

Trenes AVE de Renfe en la estación de Atocha
Trenes AVE de Renfe en la estación de AtochaJ.J. GuillénEFE

Viajar entre Sevilla y Valladolid en el mismo AVE es, ahora mismo, imposible. El trayecto desde la localidad andaluza muere en Madrid en la estación de Atocha. Y para desplazarse hasta la localidad pucelana, es necesario coger el tren en la de Chamartín, por lo que, entre una y otra estación, hay que desplazarse en metro, Cercanías u otro medio de transporte. Pero esta interrumpción llegará muy pronto a su fin. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado hoy que el túnel de ancho UIC, que permitirá circular trenes de alta velocidad entre ambas estaciones sin necesidad de hacer trasbordo, se inaugurará en el segundo trimestre del año. Si bien Ábalos no ha querido detallar una fecha exacta, desde el gestor de infraestructuras ferroviarias, Adif, calculan que la fecha de apertura del túnel estará más próxima a finales que a principios del trimestre. En este momento, la compañía se encuentra realizando las pruebas necesarias para ponerlo en servicio.

El túnel estará así listo para la liberalización del AVE. El 14 de diciembre Renfe se enfrentará ya a la competencia de la compañía francesa SNCF -la otra operadora que ha obtenido capacidad para operar, Ilsa-Trenitalia, demorará su desembarco hasta enero de 2022- en los corredores sur, de levante y noreste (Madrid-Barcelona). Para Adif, es crucial que así sea para que las compañías puedan ofrecer en su momento una oferta más amplia de viajes a lugares como Asturias o Galicia.

Ábalos ha hecho el anuncio durante la presentación del concurso internacional para la transformación integral de estación de Chamartín y su integración urbana, que tendrá un importe global de licitación de 29,4 millones de euros. El ministro ha asegurado que la terminal se convertirá en “el mayor ejemplo europeo de estación sostenible, conectada y favorecedora del encuentro y la convivencia dentro de la capital”. Ábalos ha hecho hincapié en que la finalidad que persigue la inversión en este proyecto no es disponer de una estación moderna e hiperconectada en sí misma, sino “ofrecer la máxima calidad en los servicios que se van a prestar a cerca de 42 millones de viajeros anuales en 2040” que se espera tenga el complejo, un 47% más que en la actualidad.

A esta remodelación integral de la estación se sumará la licitación, en los próximos meses y por valor de 272 millones de euros (IVA incluido), de las obras de una primera ampliación tanto del vestíbulo de la estación como de las vías destinadas a los servicios de alta velocidad. Esta actuación contempla la ejecución de 4 vías y 2 andenes de ancho estándar, lo que supone doblar el número de vías y andenes que actualmente se destinan a la alta velocidad en la estación.

El ganador del concurso deberá diseñar una nueva terminal de acceso a los andenes en la cabecera norte, con sus usos urbanísticos asociados al ferroviario (servicios al viajero, oficinas de las empresas ferroviarias y aparcamientos) y sus correspondientes zonas de acceso rodado y peatonal, además de un nuevo viario urbano perimetral que garantizará la perfecta accesibilidad peatonal y rodada a la estación, desde todas las fachadas, así como su integración en la trama urbana.