Economía

El Gobierno ampliará los supuestos para denunciar acoso en el trabajo

Amparará al trabajador frente a todo tipo de situaciones, incluido el acoso a compañeros por redes sociales. Trabajo anuncia que España ratificará el convenio de la OIT sobre acoso y violencia en el trabajo

“El trabajo mata más que la guerra y las enfermedades derivadas del trabajo matan más que propios los accidentes. Tenemos que ocuparnos de esta matanza silenciosa”. Así de contundente se mostró ayer en Madrid el director general de la OIT, Guy Ryder, tras la reunión que mantuvo con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que confirmó que España será el primer país en ratificar oficialmente el convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre acoso y violencia en el trabajo junto con Uruguay. Ryder pretende que la seguridad en el trabajo sea reconocida como un derecho fundamental, lo cual tendría importantes consecuencias en las responsabilidades y en la legislación de los Estados.

El Gobierno pretende ampliar al máximo todos los supuestos del acoso. Entre otros aspectos, el convenio considera como lugar de posible violencia no sólo el espacio de trabajo, sino otros entornos como el comedor o los servicios sanitarios y vestuarios. También se incluyen situaciones como los viajes de trabajo, las formaciones, los eventos sociales relacionados con el empleo o el trayecto de ida y vuelta del trabajo. Asimismo, se reconoce que la violencia y el acoso pueden ocurrir mediante comunicaciones virtuales vinculadas al trabajo y que las víctimas pueden pertenecer a cualquier escala, desde directores a personas que acuden a una entrevista de trabajo o becarios.

Ryder también se reunió en Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le confirmó que una vez finalizados los trámites oportunos, el convenio entrará en vigor tras ser aprobado en el Congreso de los Diputados. Se pretende amparar a los trabajadores frente a la violencia y el acoso en todo tipo de situaciones y con independencia del tipo de contrato que hayan suscrito, incluidos los becarios, y se entenderá que existe violencia y acoso no sólo de cargos superiores a inferiores, sino también de puestos inferiores a superiores y entre iguales.

El convenio, acordado en junio de 2019, define “violencia y acoso” en el mundo del trabajo como “un conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que cause o sean susceptibles de causar un daño físico, psicológico, sexual, económico e incluye la violencia y el acoso por razón de género”.