El Gobierno admite que limitar los alquileres genera desequilibrios y no es lo ideal

El secretario general de Agenda Urbana justifica la medida en que “algo hay que hacer” para que los jóvenes no dediquen el 50% a su pago

Dos altos cargos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han dado hoy a entender que el plan del Departamento de limitar el incremento de los precios del alquiler en las zonas más tensionadas es más una medida a la desesperada que efectiva. En actos separados, el director general de Vivienda y Suelo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Francisco Javier Martín Ramiro; y el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas Parrón, han reconocido que no se trata de la medida ideal y que, además, puede generar desequilibrios.

Ramiro ha reconocido que limitar los precios es “un fracaso de la Administración” y “no es la única solución ni la ideal”. Durante su intervención en el encuentro informativo “Las cooperativas como elemento dinamizador del acceso a la vivienda”, organizado por “Lamadredelascooperativas” (Lacoop), en colaboración con Europa Press, el director general de Vivienda ha asegurado que hay que dar herramientas para que las administraciones competentes “sean capaces de utilizarlas en la medida en que consideren”, algo que cree que es responsabilidad de estas administraciones.

En un intento de tranquilizar al sector inmobiliario, que se ha mostrado claramente en contra de cualquier regulación, también ha afirmado que en los modelos de regulación de precios lo que se tiene es una referencia a un precio de mercado y ha asegurado que los agentes que quieran entrar en el mercado y tener un beneficio sostenido en el tiempo “no van a encontrar ninguna pega en este modelo”.

Desequilibrios

En otro foro organizado por la Fundación Alternativas, David Lucas ha admitido también que la limitación de los precios del alquiler en zonas tensionadas puede generar “algunos desequilibrios” que “habrá que ver cómo corregirlos”. Con todo, y para justificar la medida, ha añadido que “alguna acción hay que tomar” porque “no es posible que haya familias y jóvenes que dediquen más del 50% de sus ingresos al alquiler”.

Lucas, que ha asegurado que la limitación de precios es una solución “temporal”, ha asegurado que, una vez se publique el índice de referencia de los precios del alquiler sobre el que pivotará la limitación a finales de marzo se reunirá con todo el sector para "intentar hablar, acordar y llegar a un entendimiento”, y se ha comprometido a “garantizar la estabilidad del mercado”.

Más que por limitaciones, desde el sector inmobiliario siempre se ha apostado por incrementar la oferta para solucionar el problema de los precios del alquiler. En esta línea, Lucas ha explicado que la falta de vivienda pública en alquiler en España ha agravado más esta situación de falta de producto y lo ha achacado a la “falta de apuesta, la venta o la facilidad en la descalificación, que han dejado a España como uno de los parques más exiguos con apenas el 2,5%”. Entre las medidas para incrementar esta oferta, Lucas se ha referido al Plan 20.000, orientado a la construcción de vivienda social para alquiler asequible, del que reconoció que “nos gustaría cambiar el número para que fueran muchas más”. ”Son pocas y somos conscientes", ha afirmado el secretario general de Agenda Urbana, quien ha destacado la intención del ministerio de sumar a esta iniciativa a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos.