Economía

Los autónomos perderán el 25% de sus ingresos si contraen el coronavirus

UPTA pide al Gobierno que “bonifique la totalidad de las cotizaciones sociales” de los autónomos de baja y a las autonomías y ayuntamientos “ayudas fiscales y planes de contingencia”

La crisis sanitaria por el coronavirus ha impactado de lleno en la economía española y ha puesto contra las cuerdas sectores fundamentales como el turismo, el transporte y la industria. Pero también lo ha hecho especialmente sobre el colectivo de los trabajadores autónomos, cuya situación profesional y financiera se agravaría exponencialmente si tuviera que cumplir obligaciones de cuarentena y baja laboral como el resto de la población, ya que las consecuencias para su economía serían sustancialmente peores que para el resto de trabajadores o empresarios.

Según cálculos de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), un trabajador por cuenta propia que tenga un comercio medio con un empleado a su cargo y que sufra un mes de inactividad por culpa de esta pandemia tendría una reducción media las ventas del 10%, pero en lo que se refiere a sus rendimientos netos anuales esta cantidad podría incrementarse hasta un 25%, al tener que asumir gastos imprescindibles para mantener el negocio en funcionamiento. Además, se añadirían las dificultades financieras y de liquidez que el parón puede acarrear, a lo que hay que sumar la pérdida de oportunidades comerciales de futuro. Para Eduardo Abad, presidente de UPTA, estos datos justifican las propuestas que ha hecho llegar al Gobierno para que se tomen las medidas económicas necesarias para “contener las consecuencias financieras y sociales que la actual crisis sanitaria está produciendo sobre el débil colectivo de autónomos y microempresas”.

Por tanto, los autónomos de baja que trabajen en establecimientos abiertos al público con personal contratado, no sólo perderán las ventas y los rendimientos económicos, sino que deben seguir soportando el mantenimiento de los gastos estructurales y las cotizaciones sociales, ya que de lo contrario se podría poner en peligro la continuidad de su negocio. “Por eso hemos pedido al Gobierno que se bonifique al colectivo el 100% de la cuota de Seguridad Social en el caso de que cesen temporalmente en su actividad por cuarentena ante riesgo de contagio”. Si la situación empeorara, la organización de trabajadores autónomos cree imprescindible que estas medidas vayan acompañadas de una “exención total en el pago de las cuotas a la Seguridad Social desde el primer día que se establezca la cuarentena o el diagnóstico definitivo por parte de los servicios médicos correspondientes”, algo que el Gobierno ya ha previsto en su plan de choque. También considera necesario que municipios y comunidades establezcan mecanismos de contingencia y ayudas fiscales para los autónomos.