Aena deja en el aire el pago de 1.153 millones de euros de dividendos

La compañía decidirá la nueva fecha cuando concluya el estado de alarma y estudiará en la convocatoria si retribuye a sus accionistas

Aena se prepara para afrontar el importante impacto que ocasionará en sus cuentas la pandemia del coronavirus. El gestor aeroportuario ha anunciado hoy que deja en el aire el reparto de 1.153 millones de euros en dividendos a cuenta de su resultado de 2019. En un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercados y Valores (CNMV), la compañía que dirige Maurici Lucena ha explicado que, dada la actual situación de restricción de movimientos para evitar la propagación de la pandemia, su consejo de administración ha decidido hoy suspender la junta de accionistas que tenía previsto celebrar el próximo 20 de mayo. La nueva fecha, ha explicado, se decidirá una vez que se supere el actual estado de alarma en el que se encentra sumido España, para lo que dispone de plazo los diez primeros meses del ejercicio en virtud de una prórroga aprobada por el Ejecutivo a la vista de la excepcionalidad de la situación actual. “En dicha convocatoria se evaluará, a la vista de las circunstancias y la coyuntura económica, si se mantiene o no el dividendo previsto en la convocatoria de la junta general de accionistas realizada en febrero de 2020”, añade su comunicación.

Aena tenía previsto retribuir a sus accionistas con 7,58 euros brutos por título con cargo al resultado de 2019 (un 9,4 % superior al del ejercicio anterior). El principal damnificado de esta medida será el Estado, titular del 51% del capital de la compañía a través de Enaire, el gestor público de navegación aérea. El Tesoro tenía previsto ingresar 580 millones de euros a través de Aena. El gestor obtuvo en 2019 un beneficio neto de 1.442 millones de euros, lo que significa un incremento del 8,6% respecto al ejercicio anterior. La política de retribución al accionista incluida en el plan estratégico de Aena aprobado en 2018 consiste en la distribución como dividendo del 80 % del beneficio neto individual anual (pay-out) generado por la sociedad para los años 2018, 2019 y 2020.

Las cuentas de Aena de este ejercicio se verán seriamente trastocadas por la caída en picado del tráfico aéreo en las últimas semanas. Las restricciones a la movilidad introducidas por los gobiernos para contener la pandemia del Covid-19 han paralizado a las aerolíneas, que han dejado prácticamente de volar en toda Europa. En la primera semana de marzo, el tráfico en los aeropuertos de la red de Aena cayó un 14,3% después de que en los últimos días de febrero comenzase ya a retroceder.