Estas son las últimas medidas económicas aprobadas por el Gobierno contra el coronavirus

El Ejecutivo paraliza los desahucios, aprueba un subsidio a las empleadas del hogar y amplía la moratoria de hipotecas para locales de autónomos

1. Alquileres

Se suspenden los desahucios sin alternativa habitacional. Además, se aprueba una prórroga extraordinaria de 6 meses de los contratos de alquiler de vivienda habitual para evitar subidas abusivas aprovechando el Covid-19. Quien caiga en situación de vulnerabilidad puede acogerse a un microcrédito que dará el estado a tipo 0 de interés, a devolver en 6 años ampliable a 10. Las condiciones de vulnerabilidad “son amplias y no restrictivas” pues puede acogerse gente que esté en ERTE, gente con reducciones de jornada, etc. Si después de la crisis se mantiene la vulnerabilidad, el Estado pagará el alquiler (la deuda). La línea de ayudas públicas contempla ayudas de hasta 900 euros al mes y 200 euros para gastos de suministros o mantenimiento, con un importe total de hasta 600 millones de euros. Por otro lado, los grandes tenedores de vivienda o realizan una quita del 50ap% o bien reestructuración de la deuda en 3 años. Y en cualquier caso estas personas también pueden acogerse a las líneas de ayuda públicas.

2. Prohibición de cortes de suministros

Mientras esté en vigor el estado de alarma, no podrá cortarse el suministro energético de ningún tipo, ni el agua en la vivienda habitual. También se amplía el bono social para que las personas que han quedado en situación de vulnerabilidad puedan acogerse a él, se aplica una moratoria en el pago de suministros para autónomos y pymes y estos podrán adaptar sus contratos a sus nuevas realidades de consumo, sin penalización.

3. Subsidio empleadas del hogar

Se crea un subsidio por desempleo temporal que pueden solicitar si se quedan en el paro o si ven reducidas sus horas de trabajo. Es compatible con el mantenimiento de una parte de la actividad laboral.

4. Ampliación moratoria de hipotecas

Se amplía la moratoria de pago de hipotecas también para locales y oficinas de autónomos y se simplifican los criterios de vulnerabilidad para que no den lugar a interpretaciones que limiten derechos, tal y como reclamaban organizaciones de consumidores.

5. Moratoria impositiva para los autónomos

El Gobierno otorga una moratoria a empresas y a los trabajadores por cuenta propia de hasta seis meses sin intereses para afrontar sus pagos a la Seguridad Social bajo las condiciones que establezca el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta moratoria incluye las cotizaciones de abril a junio en Régimen General y no se aplica a las empresas que tengan exenciones por haberse acogido a ERTEs ni en periodos de ingresos ya finalizados. Los aplazamientos para deudas con la Seguridad Social cuyo plazo de pago esté comprendido entre abril y junio, podrán solicitarlos las empresas y autónomos incluidos en cualquier régimen siempre que no tengan otro aplazamiento en vigor.

6. Subsidio extraordinario por desempleo

Se amplía la cobertura para proteger nuevas situaciones de trabajadores y trabajadoras afectados por la crisis sanitaria. Se cubre en este caso a los trabajadores temporales cuyo contrato llegó a su fin tras la declaración del estado de alarma. Para ello, se establece un subsidio de desempleo excepcional, sin requisito de carencia, para estos trabajadores temporales que no tengan la cotización necesaria para acceder a otra prestación o subsidio. Dispondrán de una ayuda que equivaldrá al 80% del IPREM, unos 440 euros al mes.

7. Prohibición de la publicidad del juego online

Se prolongará mientras dure el estado de alarma para evitar que las casas de apuestas hagan negocio con “la preocupación y la ansiedad de la gente”.

8. Protección de los consumidores

Moratoria de pago de créditos al consumo para personas en vulnerabilidad económica durante tres mes ampliables. En caso de viajes combinados cancelados, posibilidad de un bono para ser utilizado en un año por el consumidor. Si no se utiliza, devolución de lo pagado.

9. Planes de pensiones

Los partícipes de planes de pensiones podrán recuperar de forma parcial el dinero aportado para su jubilación si le fuera necesario por culpa de la pérdida de empleo, cierre de negocios, cese de actividad o por necesidades económicas derivadas de la pandemia. Este nuevo real decreto ha establecido un plazo de seis meses, con carácter retroactivo desde el pasado 14 de marzo, para que aquellos que necesiten recuperar parte de estos ahorros lo puedan hacer de “manera excepcional” y con todos sus “derechos consolidados”. Son tres los supuestos por los que se podrá acceder a este dinero: por encontrarse en situación de desempleo; para empresarios de pymes que hayan tenido que cerrar sus negocios o hayan acreditado el cese de actividad y para autónomos que hayan cesado en su actividad por esta crisis y estén dados de alta en su régimen correspondiente.