Actualidad

Santander revisará su plan estratégico cuando acabe la crisis del Covid-19 y suspende el dividendo

Ana Botín cree que, con las medidas adecuadas, la economía se puede reactivar relativamente rápido

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha anunciado este viernes que la entidad revisará sus objetivos de negocio a medio plazo, una vez se estabilice la situación creada por la crisis del coronavirus, cuyas consecuencias aún no se conocen ni se pueden cuantificar. Durante su intervención en la junta -la primera que se celebra de forma totalmente telemática y es retransmitida desde la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte (Madrid)-, Botín ha advertido de que, de acuerdo con la opinión de las autoridades y los expertos, “el impacto en el corto plazo será muy relevante”. Sin embargo, se ha mostrado convencida de que “con las medidas adecuadas y trabajando juntos podríamos minimizarlo y poner en marcha la economía relativamente rápido”. “Debemos prepararnos para asumir una contracción profunda del PIB mundial en la primera mitad del año” y “a partir de ahí, la economía podría registrar una recuperación notable, pero no tan intensa como la caída en la primera parte del año”.

De momento, la entidad ha notado un impacto “muy marginal” de la crisis en sus cuentas del primer trimestre, que están “en línea con el primer trimestre del ejercicio anterior”. E incluso han visto crecer un 16% la producción media diaria de créditos en el mes de marzo, cuando ya se había decretado el estado de alarma, en comparación con febrero. “Eso demuestra que ya estamos apoyando a nuestros clientes”, ha dicho. En este escenario de crecimiento de crédito, el banco espera que su ratio de capital de máxima calidad del primer trimestre “esté en línea con el cierre de 2019 incluyendo el impacto de las operaciones inorgánicas cerradas en el trimestre”. De momento, y como dijeron en enero, están “cómodos” con sus niveles de capital y las reservas que exceden los mínimos regulatorios, incluso antes de considerar la relajación en los requerimientos de capital anunciados por los reguladores para facilitar el apoyo de los bancos a la economía durante la crisis.

Apoyo

La entidad está haciendo “el máximo esfuerzo” y su prioridad sigue siendo apoyar a sus equipos, clientes, y sociedad en estos momentos tan complicados. “Y eso está en el interés de todos nuestros accionistas”, ha insistido. Botín ha agradecido a “cada una de las personas que trabaja en el Grupo el enorme esfuerzo que están realizando estos días (...), especialmente a los que siguen trabajando en las sucursales, en los centros de atención al cliente o en los servicios centrales como personal crítico”. “Se nos hace muy raro no estar hoy en la ciudad de Santander y os aseguro que tenemos muchas ganas de volver a hacer la Junta ahí en cuanto sea posible”, ha añadido.

Junto a la revisión de su plan estratégico, Santander ya avanzó ayer su intención de suspender el dividendo complementario que tenía previsto abonar en mayo y la política de retribución a sus accionistas del año 2020, según comunicó a la CNMV.