Los españoles creen que los precios en el supermercado han subido

Ocho de cada diez consideran que hacer la compra es más caro, según una encuesta de Facua. La escasez de promociones y la ausencia de productos de marca blanca abultan el recibo de la compra, confirma la OCU

Sin poder ir al cine, de compras, a bares o de viaje, gran parte de los gastos de los españoles se centran en hacer la compra. Ahora esta lista incluye artículos no tan habituales para suplir el ocio que ha arrebatado el confinamiento. El camino al supermercado y de vuelta a casa es la única visita al exterior que hacen miles de españoles. Además de la evidente ausencia de productos en las estanterías, los compradores también han notado que, llenar su carrito de la compra en cuarentena, es más caro que hace unos meses. Aunque la lista de la compra sea más abultada de lo normal, este no es el único motivo por el que los españoles pagan más al llegar a la caja. La compra habitual de ciertos productos durante años ha permitido a miles de usuarios detectar subidas inusuales. Según una encuesta realiza por Facua a 10.000 usuarios de Twitter, el 82,8% de los españoles han visto aumentos de precios en las cadenas de supermercados donde realizan sus compras. Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) confirma haber detectado las primeras subidas generalizas de los precios de algunos artículos en los supermercados.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) está monitorizando los precios de los supermercados online durante el estado de alarma. En anteriores ocasiones, la Organización no podía hablar una subida generalizada: el último control de precios, publicado el pasado 13 de abril, solo identificó ligeras subidas aisladas durante la cuarta semana de confinamiento. Sin embargo, a partir de la quinta semana de estado de alarma esta tendencia se ha generalizado. Los incrementos se han producido de forma “moderada” y no afectan a todos los establecimientos, señala la OCU. En concreto, según la tercera oleada del control de precios llevado a cabo por la organización, se trata de las naranjas, que se han encarecido en todos los supermercados por el fin de temporada y la finalización de las promociones, y la leche. Como consecuencia de la Semana Santa, ha aumentado el nivel de ausencias en determinados formatos más económicos, que provoca que el consumidor tenga que optar por formatos mayores o versiones premium más caras de los productos (esto sucede, por ejemplo, con el papel higiénico). En cualquier caso, hay alternativas para sustituir los productos que pudieran faltar, subraya la OCU. En general, los productos que más faltan siguen siendo la harina, el papel higiénico, el jabón de manos y algunas legumbres.

Los retrasos en los pedidos online son otro de los problemas a la hora de hacer las compras online. La Organización denuncia largas esperas en la fecha de entrega. “Aunque para algunas ciudades o supermercados es solo de uno o dos días, en otros no hay franjas libres y es habitual que la espera pueda llegar a superar la semana, sobre todo en Madrid”, señala. Los usuarios de determinados servicios como el “Click and Car” de Hipercor (hacer un pedido online para recogerlo con el coche en un momento determinado), también se están encontrado con algunas dificultades.

Más del 80% de los españoles ha confirmado a Facua la subida de precios en una encuesta publicada ayer, a la vez que el informe de la OCU. Solo el 17,2% que contestaron la encuesta no ha notado incrementos de precios en productos. El 15,4% de los 10.606 consumidores que han participado en la encuesta (realizada durante 24 horas entre el 19 y 20 de abril) considera que sí se han producido subidas, pero en pocos productos. El 19,2% de los consumidores aprecia que las subidas se han dado en la mitad de los productos que adquieren en los supermercados donde compran y el 48,2% cree que se han producido en la mayoría.

La encuesta cuenta con más 155 comentarios de usuarios explicando en qué han notado esta subida. El pescado y la carne son más caros durante la cuarentena, según denuncian varios internautas. Un usuario cuenta como el pack agua embotellada, que compra con frecuencia desde hace meses, ha subido 0,36 céntimos y la comida de gato 0,56 céntimos. Otros coinciden con la OCU en que la causa puede deberse a la eliminación de las ofertas habituales o la escasez de marcas blancas.Antes de la cuarentena, uno de los consumidores que ha notado el aumento de precios, “llenaba el carrito por 30 euros en Ahorramás”, ahora el ticket final no baja de 50 euros.