Europa va en la dirección correcta

El profesor de Economía de la Universidad Europea César Lajud analiza la situación económica derivada de la pandemia

¿Por qué la prima de riesgo española e italiana son cada vez más altas a pesar de que el Banco Central Europeo ha lanzado su programa para comprar deuda por valor de 750.000 millones?

Tiene mucho que ver con el horizonte de la economía. Las proyecciones del Fondo Monetario y del Banco de España indican una caída del PIB de hasta el 8%. Esa es la principal razón que explica el aumento de la prima de riesgo. Lo que pasa es que las perspectivas económicas son malas para las economías de al menos 150 países ya que van a tener una reducción de su Producto Interior Bruto.

¿Entramos en una crisis de deuda soberana?

Depende de lo que sucede en la reunión de hoy del Consejo Europeo. Será clave para determinar qué perspectivas existen. Suponemos que va a haber una mayor coordinación y acciones muy concretas en materia financiera para enfrentar esta crisis económica y sanitaria. De momento Europa se puede decir que va en la dirección correcta, se va avanzando, teniendo en cuenta que muchas economías están paralizadas, como la española.

Hay países que tienen condiciones económicas más complicadas que otros. Es indudable que algunas naciones del sur han salido más afectadas por esta crisis de salud, y eso tiene un impacto económico que se podrá enfrentar en función de la posibilidad de endeudarse más o menos.

¿A cuánto puede ascender el nivel de deuda de España con esta crisis?

Se ha dicho que podría estar entre el 113% y el 115% del PIB. Tampoco tenemos claro el dato, dependerá de la capacidad de endeudamiento que tenga el país. Muchos países tienen una deuda superior al 100% del PIB, como Estados Unidos y Japón. Una deuda alta supone mayores dificultades para financiarse e invertir dentro del país, porque hay que pagar los intereses de la deuda y el capital de la deuda, pero no lo podemos ver como una gran tragedia. Para ello es fundamental ver dos elementos determinantes como son los vencimientos y el nivel de intereses a pagar.

¿Habrá países que salgan mas fortalecidos de esta crisis a nivel económico?

Esta es una crisis mundial y lo más importante es que exista una coordinación sobre políticas públicas, financieras, fiscales y de comercio exterior. Ahora que se van a abrir los mercados en muchos países habrá que hacerlo de forma coordinada. La política fiscal común es el gran objetivo de la Unión Europea. Sería deseable que esta crisis acelerara esa posibilidad.

¿La recuperación va a ser en forma de V o de U?

Yo creo que va a ser en forma de U, esto significa que va a ser lenta y por sectores económicos. Los sectores más robustos de cada país serán lo que vayan animando al resto de la economía para que haya un crecimiento.

¿Se va a recuperar el nivel de empleo previo a la crisis?

Yo creo que sí, hay que pensar que habrá un gran número de inversiones tanto en el sector público como privado. Si hay un buen horizonte financiero a partir de la reunión de hoy permitiría ayudar a las empresas para la creación de empleo.

¿Tuvo sentido la decisión de algunos gobiernos de no querer cerrar la economía?

Si muchos países cierran su economía, los otros países no tienen acceso a esos mercados, lo que acaba impactando porque son vasos comunicantes; por eso es importante, la necesidad de coordinar las políticas.

¿Surgirá una nueva institución económica tras la crisis que gestione las políticas?

Esta crisis es una importante llamada de atención para el papel que debería jugar el FMI en materia de coordinación en política económica. No creo que se adopten nuevos foros sino que los ya existentes tendrá que trabajar más unidos y con más esfuerzos.

¿Cuál es el mínimo básico para superar esta crisis?

Hay un marco de referencia que todos necesitamos y que contiene estos siete elementos: calma, confianza, comunicación, colaboración, comunidad, compasión y cash (dinero).