Las nuevas sucursales bancarias: mamparas, pasillos unidireccionales, limitación de aforo y marcas de distancia

Los bancos inician este lunes la desescalada con estrictas normas higiénicas. Pretenden tener operativa toda su red entre el 80% y el 95% al final del mes de mayo

CaixaBank ha sido la entidad con más oficinas abiertas, junto a BankiaYves HermanReuters

Entre los sectores que retomarán cierta normalidad esta semana se encuentran las entidades bancarias. Durante estas semanas, los equipos directivos de todas las entidades han estado preparándose para la nueva “era post-Covid”, que trae sin duda muchos cambios. Aunque han mantenido en funcionamiento su red de atención al público entre el 50% y el 80% -según cada entidad-, el lunes tienen previsto iniciar una desescalada con la reapertura de la mayoría de oficinas y la reincorporación de la casi totalidad de los empleados a sus puestos de trabajo. Pero todo se hará bajo las nuevas disposiciones establecidas por el Gobierno para la Fase 1 del desconfinamiento, publicadas este fin de semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE), medidas que la mayoría de sucursales ya habían puesto en marcha durante las últimas semanas en las sucursales que han mantenido operativas. Pero los clientes que no han necesitado de servicios bancarios presenciales desde el pasado mes de marzo se encontrarán unas oficinas muy cambiadas. Habrá mamparas de protección en mesas y cajas, limitación de aforo, pasillos unidireccionales con flechas en el suelo, marcas para delimitar las distancias entre clientes mientras están esperando -de al menos dos metros-, geles desinfectantes de uso obligatorio... Incluso algunas entidades estudian ya la obligatoriedad de uso de mascarillas y guantes para los empleados que tengan trato directo con los clientes. También se están planteando citas con hora previa o la realización de visitas a través de canales virtuales. Pese a que los bancos garantizan todos los servicios presenciales a sus clientes, mantienen su recomendación de evitar ir a la oficina personalmente cuando no sea estrictamente imprescindible y optar por la banca on-line o los servicios telefónicos de atención al cliente para realizar sus operaciones.

Las entidades bancarias, han mantenido operativa su red durante todas las semanas de confinamiento en diferentes grados de apertura, desde el 90% de CaixaBank hasta apenas el 3% del BBVA. Pero esta semana iniciarán un proceso de desescalada, en el que reabrirán la mayoría de sus oficinas, con estrictos protocolos higiénicos y con un menor número de trabajadores de lo que era habitual, ya que al menos el 30% seguirá aún teletrabajando, sobre todo las plantillas de servicios corporativos.

Cada entidad ha planteado un plan de desescalada personalizado para sus necesidades, en consonancia con la actividad mantenida durante los dos últimos meses. CaixaBank ha sido la que más oficinas ha mantenido abiertas -superior al 90% de las 4.515 tiene en España-, y prevé finalizar el mes de mayo con el 95% de la red operativa y el 75% de la plantilla en sus puestos de trabajo -frente al 50% actual-. En los servicios corporativos y territoriales mantendrá preferentemente el teletrabajo hasta septiembre. Por su parte, Bankia -que también ha mantenido el 90% de sus oficinas abiertas- ha habilitado un plan para la vuelta al trabajo de forma gradual, tanto en oficinas como en servicios centrales, que debería completarse a lo largo de la segunda mitad de mayo. Por contra, BBVA ha sido la entidad que más oficinas ha mantenido cerradas durante el estado de alarma -ha estado operando solo con el 35% de la red y el 15% de los empleados-. Desde el lunes, aplicará un plan gradual de vuelta a la actividad, con la apertura inicial de 200 sucursales, con una plantilla activa presencial en torno al 25%. Para cuando finalice el mes de mayo pretende superar el 50% de su reactivación, según ha recogido Europa Press de cada entidad.

Infografía sobre las oficinas bancarias abiertas durante el confinamiento. EUROPA PRESS

Banco Santander, que operaba con el 50% de la red -la mitad a diario y la otra mitad solo los lunes y los jueves-, reabrirá esta semana otras 189 sucursales, lo que supone mantener operativa el 60% del total. Desde el 11 de mayo, estarán abiertas 1.919, de las que 1.208 abrirán cada día y otras 711 lo harán de forma intermitente -lunes, miércoles y jueves-. Banco Sabadell sumará otras 146 oficinas a la 1.441 que tiene operativas, pasando del 70% al 77%, pero mantendrá a buena parte de sus empleados -unos 11.140, el 65%- en teletrabajo. Los cerca de 6.000 restantes acudirán a sus puestos habituales, manteniendo turnos rotativos y la flexibilidad horaria. Bankinter, que cerró la mitad de sus 360 oficinas, también comenzará a reabrir desde este lunes. El 90% de sus 5.000 trabajadores ha estado teletrabajando, por lo que se irán reincorporando a sus puestos durante las próximas tres semanas -la entidad informa de que los primeros días habrá menos empleados por oficina de lo habitual-, hasta llegar a la absoluta normalidad con el fin del estado de alarma.

El resto de entidades bancarias y financieras seguirá planes similares. Unicaja ha mantenido abierto el 80% de sus 1.031 oficinas durante el confinamiento y tiene previsto la paulatina apertura del resto de oficinas que permanecen cerradas, con una vuelta gradual de tres días por semana. Ibercaja, que apenas mantiene 32 oficinas cerradas, las abrirá progresivamente en las próximas semanas. Kutxabank, con un 70% de oficinas abiertas, aboga por desescalar poco a poco y que gradualmente vayan incorporándose más empleados y oficinas en las próximas semanas. Cajamar ha mantenido abierto también casi el 90% de sus 933 oficinas y ya ha comenzado progresivamente con las reaperturas, permaneciendo pendientes de retomar su actividad solo 44 oficinas. Liberbank o Abanca seguirán operando con el 80% de las oficinas que han mantenido abiertas estas últimas semanas.