Ryanair retomará sus vuelos el 1 de julio

La aerolínea retomará el 40% de su programación, siempre que se levanten las restricciones de vuelo, con billetes desde 19,99 euros por trayecto

Las aerolíneas van cogiendo poco a poco altura una vez que lo más agudo de la crisis del coronavirus empieza a amainar. Algunas, como KLM, han empezado de forma progresiva a reanudar su actividad. Y otras, como Ryanair, calientan ya motores para hacerlo. La compañía irlandesa, la primera “low cost” de Europa, ha anunciado hoy que reanudará el 40% de su programación de vuelos habitual a partir del miércoles 1 de julio. Su vuelta a la actividad está, eso sí, condicionada al levantamiento de las restricciones de vuelo dentro de Europa por parte los gobiernos y la aplicación de medidas eficaces de salud pública previstas en los aeropuertos. Está previsto que la Comisión Europea anuncie mañana las condiciones generales para que el sector aéreo pueda volver a recuperar su actividad comercial. Otros grandes grupos como IAG -Iberia, Vueling y British Airways- también tienen previsto retomar el grueso de sus operaciones en julio.

Desde mediados de marzo, cuando se aplicaron las restricciones de vuelos a causa del Covid-19, Ryanair ha estado operando 30 vuelos diarios entre Irlanda, el Reino Unido y Europa. A partir del 1 de julio, Ryanair volverá a volar desde la mayoría de sus 80 bases europeas, según ha explicado en un comunicado. Ryanair operará menos frecuencias diarias/semanales en las principales rutas, mientras la compañía sigue trabajando para restablecer sus servicios en el mayor número de rutas posible, en lugar de operar menos conexiones, pero con más frecuencias, según ha explicado. El precio de partida será de 19,99 euros por trayecto.

Medidas de protección

Para volver a los cielos, la aerolínea ha adoptado una serie de medidas sanitarias que considera efectivas para limitar el Covid-19. Entre ellas, destacan la reducción del número de bolsas facturadas, la facturación online, la descarga de la tarjeta de embarque en el teléfono del pasajero, así como la realización de controles de temperatura a la entrada del aeropuerto y el uso de mascarillas/protección facial tanto en la terminal como a bordo de los aviones. La aerolínea ha explicado que todos sus aviones están equipados con filtros de aire HEPA (similares a los que se emplean en las salas de emergencia de hospitales) y todas las superficies interiores de los aviones se desinfectan todas las noches con productos químicos, eficaces durante más de 24 horas. Si bien los controles de temperatura y las mascarillas/protección facial son la clave para lograr una vuelta a las operaciones de forma segura, también se fomentará el distanciamiento social en los aeropuertos y a bordo de los aviones siempre que sea posible, ha asegurado la compañía.

A bordo de los aviones, la tripulación de cabina de Ryanair llevará mascarillas/protectores faciales y durante el vuelo se ofrecerá un servicio limitado de catering con bebidas y aperitivos preenvasados, sin aceptar pagos en efectivo y siendo todas las transacciones a bordo sin dinero en efectivo. También se prohibirá hacer cola para ir al baño a bordo, aunque se facilitará el acceso al baño a los pasajeros que lo soliciten de forma individual.

Como medida adicional temporal de salud pública, Ryanair exigirá a todos los pasajeros que vuelen en julio y agosto completar un formulario con los detalles (en el momento de la facturación) de la duración de su visita, así como su dirección mientras visitan otro país de la Unión Europea, y esta información de contacto se facilitará a los gobiernos de la Unión Europea para ayudarles a vigilar las normas de aislamiento que exijan a los visitantes de los vuelos intracomunitarios.