Coronavirus

La UE mantiene el reembolso de los billetes cancelados por el coronavirus y recomienda no reducir asientos en los aviones

No descarta que las aerolíneas puedan seguir ofreciendo cupones canjeables, pero pide que sean más flexibles y garantizados por los Estados, para preservar la devolución ante posibles quiebras de compañías

Polémica por la alta ocupación de un vuelo Madrid-Gran Canaria
Vista del interior de la cabina del avión EFE

Jarro de agua fría para la aerolíneas. El Ejecutivo comunitario no se plantea cambiar su legislación sobre los derechos de los consumidores para permitir que las compañías aéreas puedan quedar exentas de tener que reembolsar los billetes cancelados por la pandemia. La Comisión Europea se limita a recomendar a estas empresas que hagan más atractivos los cupones a los que podrán optar los usuarios, pero sigue manteniendo que los consumidores tienen derecho a reclamar el dinero contante y sonante y no a conformarse con realizar otro trayecto como contraprestación.

Ante las pérdidas masivas de este sector, doce países habían pedido al Ejecutivo comunitario una relajación de esta normativa, aunque fuera tan sólo temporal, debido al temor a no poder hacer frente a la avalancha de reclamaciones.

España optó por una situación intermedia en la que defendía los cupones canjeables en un determinado periodo de tiempo, pasado el cuál las compañías se verían obligadas a reembolsar todo el dinero del viaje. Sin embargo, en las recomendaciones que Bruselas acaba de hacer públicas para intentar salvar la temporada veraniega, la Comisión Europea se limita a recomendar que este sistema de cupones sea más flexible y que los Estados ofrezcan garantías a estos bonos ante la posible quiebra de la compañía, como modo de que los viajeros acaben optando por esta opción. De esta manera, la liquidez a corto plazo de estas empresas se vería menos afectada.

Ante al delicada situación que atraviesan las aerolíneas y otras empresas europeas, Bruselas ha permitido que los Estados salgan al rescate de sus compañías e incluso las nacionalicen con ciertas condiciones, pero no se plantea un plan europeo específico para este sector. Según sus datos, el turismo supone el 10% de media del PIB europeo y las pérdidas para aerolíneas y cruceros podría ser del 80%. La Comisión Europea prevé que en su plan de reconstrucción de la economía europea para hacer frente a los estragos del coronavirus el turismo se beneficie con hasta el 25% de los fondos, pero aún se desconocen los detalles.

En cuanto a la polémica sobre los asientos vacíos en los aviones para aumentar la distancia física y disminuir el riesgo de contraer el virus, el Ejecutivo comunitario espera las directrices de la Agencia Europea de Seguridad Aérea que se presentarán en unos días pero, de momento considera que “no se recomienda obligar” a tomar este medida.

Vuelos más caros

Las aerolíneas ya han avisado de que este tipo de protocolos les forzaría a suprimir un tercio de su pasaje, lo que encarecería los vuelos y también pondría en peligro la supervivencia del sector. Como medidas alternativas, Bruselas propone el uso de mascarillas y sistemas de refrigeración.

En el texto que se acaba de presentar, la Comisión Europea también apuesta por una apertura de las fronteras interiores europeas de manera gradual, basada en criterios epidemiológicos y que cumpla el principio de “no discriminación”. Un enfoque en tres fases en las que la primera etapa deberá estar marcada por la relajación en las zonas en las que los niveles de virulencia del virus son más bajos y “equiparables”.