Coronavirus

ACS gana 201 millones en el primer trimestre

Sin el impacto del COVID-19, la compañía mantiene el beneficio en línea con el del año pasado

Sede central de ACS en Madrid
Sede central de ACS en Madrid

ACS logró en el primer trimestre del año un beneficio neto atribuible de 201 millones de euros, mostrando una caída del 28,5% respecto al año anterior, según ha informado el grupo de construcción y servicios. La menor contribución de Abertis, con 40,4 millones de euros menos que el año anterior; el impacto en el beneficio de Clece por 10,3 millones de euros y las diferencias en la valoración de instrumentos financieros (30 millones de euros), sin efecto en caja, explican esta evolución. Sin considerar estos impactos, el beneficio neto se mantiene en los mismos niveles que el año anterior, confirmando la solidez y diversificación de los negocios del grupo, según ha informado la compañía.

Entre enero y marzo, las ventas de ACS alcanzaron los 9.553 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,1%. La compañía atribuye el incremento a la buena evolución del mercado norteamericano, que ha compensado la caída en el mercado australiano por la devaluación de la divisa.

El grupo que preside Florentino Pérez no ha sido ajeno a la crisis del coronavirus. Abertis se ha visto sustancialmente afectada por las medidas de confinamiento y restricción de la movilidad decretadas en la mayoría de los países donde opera, provocando caídas drásticas en el tráfico medio diario desde el mes de marzo y afectando significativamente a sus resultados, según ha explicado el grupo. Su contribución en el primer trimestre al ebitda -resultado bruto- del grupo ha caído en 50,5 millones de euros. A medida que estas restricciones se vayan levantando, ACS espera que el tráfico se recupere paulatinamente.

En el caso de Clece, la división se ha enfrenado a la paralización o reducción significativa de las actividades de limpieza y mantenimiento de aquellas infraestructuras sociales que han cesado su actividad, como centros escolares o de ocio, instalaciones no esenciales y el transporte aéreo. No obstante, Clece ha reforzado la actividad en centros hospitalarios y dependencias públicas. El impacto en el ebitda y en el beneficio neto ha sido de 12,4 y 10,3 millones de euros, respectivamente. En el resto de actividades de ACS el impacto de la pandemia ha sido mínimo. En construcción, el fuerte crecimiento de las ventas de Turner en Estados Unidos ha compensado la devaluación del dólar australiano, afectando a CIMIC (cuyas ventas consolidan en el Grupo ACS al 100%).