Ryanair despedirá a 250 pilotos en España y bajará los sueldos durante cinco años

El Sepla denuncia que la compañía aseguró tener un fondo de caja de 4.000 millones

Ryanair despedirá a un mínimo de 250 pilotos en España y rebajará los sueldos en un 20% durante los próximos cinco años, según ha informado el sindicato de pilotos Sepla. Así lo ha comunicado la compañía a los representantes sindicales de los pilotos, que denuncian que se trata de una decisión unilateral de la aerolínea. Según Sepla, la empresa les ha anunciado que o bien los pilotos aceptan esa rebaja del 20% en los salarios durante los próximos cinco años o elevará la cifra de despidos más allá de los 250 iniciales. “No ha propuesto crear una mesa de negociación en la que los representantes de los trabajadores tengan margen para negociar alternativas viables, a pesar de que la apertura de un periodo de consultas es una obligación legal en España”, asegura el sindicato. Ryanair no ha contestado a la petición de información por parte de Efe.

Los pilotos señalan que esta decisión se produce después de que Ryanair haya anunciado que dispone de un fondo de caja de 4.000 millones y de que en 2019 obtuvo unos beneficios de 1.000 millones de euros, un 13% más que el ejercicio anterior. Además, han recordado que el pasado 15 de abril, en una entrevista con Reuters, Michael O’Leary aseguró que, para Ryanair, "el 2021 tiene todas las posibilidades de ser un año récord en términos de ganancias”.

Convenio

El anuncio llega apenas un mes después de que la aerolínea y este sindicato alcanzasen el acuerdo base para el primer convenio colectivo, por lo que interpretan que se trata de un nuevo intento de la compañía para dejar sin efecto “un acuerdo que garantizaba unos derechos que sus tripulantes técnicos no han tenido hasta la fecha en España”.

Por otro lado, Sepla interpuso ayer una demanda de conflicto colectivo ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje contra Ryanair, por incumplir la legislación española sobre prevención de riesgos laborales, carencias que han sido “especialmente flagrantes” durante la expansión del coronavirus por Europa. Sepla acusa a Ryanair de carecer de una política empresarial que garantice la protección de la salud, la higiene y la seguridad en el trabajo de sus tripulantes.