“Esperamos una avalancha de reclamaciones hacia la Administración”

Entrevista a Martín Navaz, presidente de la Asociación Española de Corredurías de Seguros

Las funciones de un corredor de seguros pueden ser confundidas con las de un agente, aunque realmente esta figura actúa como un asesor, comparador y abogado del cliente. A la cabeza de los brókeres de seguros se encuentra Martín Navaz, presidente de la Asociación Española de Corredurías de Seguros (Adecose) desde hace 15 años. Adecose agrupa 148 empresas líderes en el sector y concentra el 62% de la cuota de mercado.

¿En qué se diferencia un corredor de seguros de un agente de seguros?

Un corredor de seguros es el representante del cliente frente a la aseguradora, es un profesional independiente, tal y como se especifica en la ley, y puede trabajar con cualquier compañía. Sin embargo, los agentes de seguros siempre están vinculados a la red comercial de una compañía a la cual representan. Ambos deben contar con una formación reglada para ejercer, siendo la de corredor más exigente, en contenido y horas.

¿Ventajas de contratar los seguros en una correduría?

El corredor evalúa tus necesidades y te asesora sobre qué seguro del mercado es el mejor acorde a ellas. Otra ventaja de acudir a un corredor es su competitividad económica con respecto a los productos de seguros, ya que hace un comparativo de los que ofrecen distintas compañías, y que un agente no puede ofrecerte al estar vinculado con una aseguradora.

¿Qué importancia tiene el seguro de crédito en el contexto actual?

El seguro de crédito permite asegurar las ventas a terceros. Si este no te paga es la aseguradora la que asume el 80% o 90% del coste. Este es un seguro muy interesante en circunstancias como las que estamos viviendo ahora. El seguro de crédito está funcionando bien, pero como en el mercado español es cada vez más difícil que tus acreedores te paguen dada la crisis que viven muchas de las empresas, las coberturas de los clientes se han visto recortadas. Esto supone un castigo para los clientes, es por ello que las compañías de crédito están intentado buscar ayuda por parte del Estado para no tener que recortar en estos créditos.

En este sentido, el Consorcio de Compensación de Seguros, entidad pública empresarial única en el mundo que cubre, entre otros, riesgos extraordinarios como por ejemplo los ocasionados por la DANA, ha estado valorando ofrecer algún tipo de ayuda en forma de reaseguro. El reaseguro es una manera de que otro asegurador tome total o parcialmente el riesgo de una compañía aseguradora que ya había cubierto dicho riesgo. Esto implica que los riegos se asumen entre todo el mercado asegurador de forma global y eso da muchas más garantías.

¿Cuáles han sido los servicios más demandados durante la crisis sanitaria?

Ha surgido necesidad de acomodar el seguro que tenían los clientes a las nuevas circunstancias, sobre todo flexibilidad a la hora de pagar las primas. Hemos estado muy cerca de los clientes para conseguir que las condiciones de sus seguros se amoldaran a ellas. La respuesta del seguro en general, tanto de las corredurías, como de los agentes y de las compañías, ha sido de absoluta cercanía para resolver los problemas que los clientes nos ponían sobre la mesa.

¿Prevén un descenso en el gasto de seguros?

Las empresas siguen pensando que los seguros son clave para el funcionamiento de su actividad, otra cosa es que busquen seguros más baratos, o intenten adecuarlos a las nuevas circunstancias, pero difícilmente recortan en ellos, ya que les supone un riesgo adicional al que ya están viviendo por la crisis, de igual manera a lo ocurrido en la crisis de 2008.

¿Habrá un encarecimiento por la crisis sanitaria?

El mercado español es de los mercados europeos más competitivos. Lo que vamos a ver en esta crisis son muchas ofertas por parte de las compañías de seguros y es probable que las primas bajen. Las compañías también intentarán mantener precios, ya que en estos meses de covid-19, a pesar de que en sus pólizas tenían expresamente prohibidas las pandemias, han dado cobertura a los clientes, lo cual ha tenido unos costes adicionales bastante relevantes. Por ello, el seguro de salud sí que mantendrá sus primas.

¿Qué cobertura ofrecen los seguros ante una pandemia?

La cobertura es muy limitada, pues para que el seguro pueda ofrecer dicha cobertura necesita hacer el cálculo de cuánto le puede costar y una pandemia es muy difícil de calcular. La prueba es que esta crisis sanitaria puede bajar dráscticamente nuestro PIB, hasta un 13%, un precio que no puede pagar el sector del seguro. Lo que sí puede hacer el sector es ofrecer unas primeras coberturas a los clientes y a partir de ahí el Estado debe cubrir lo siguiente, como ha hecho hasta ahora.

¿Habrá un repunte de siniestros?

Es posible que cuando empecemos a salir más crezca la siniestralidad. Lo que sí estamos esperando es una avalancha de reclamaciones en temas de responsabilidad civil, tanto de la Administración como de las empresas. Los ciudadanos tienen derecho a reclamar a la Administración Pública si ha funcionado mal y esta cuenta con un seguro para cubrirlo, al igual que ocurre con las Consejerías de Salud de cada comunidad, por si tienen que hacer frente a una mala actuación médica.