Coronavirus

Las aerolíneas desatan una guerra de precios para recuperar pasajeros

Air Europa y easyJet lanzan promociones para reiniciar su actividad y Ryanair amenaza con vender a pérdidas para llenar sus aviones.

Un avión de Ryanair estacionado en el aeropuerto de Weeze, Alemania
Un avión de Ryanair estacionado en el aeropuerto de Weeze, Alemania

Calculaba la IATA, el principal loby internacional de aerolíneas, que si las compañías eran obligadas a volar con un tercio menos de su pasaje para respetar las distancias por el COVID-19, tendrían que aumentar de media el precio de sus billetes un 50% para no perder dinero. Pero conjurado su temor una vez que la Comisión Europea ha dado luz verde a que sigan volando con sus pasajes completos, algunas aerolíneas han desatado ya una brutal guerra de precios para recuperar los pasajeros perdidos durante los meses que los aviones han estado parados en tierra por la pandemia una vez empiecen a recuperar la actividad a finales de junio. Ryanair, easyJet y Air Europa, que transportaron a uno de cada tres pasajeros que pasaron por los aeropuertos españoles el año pasado, han lanzado agresivas ofertas de billetes.

La batalla para captar viajeros se antoja cruenta porque ya de entrada el principal grupo aéreo europeo, Ryanair, quiere hacer valer su fuerte posición para doblegar al resto de competidores. El consejero delegado de la compañía irlandesa, Michael O’Leary, advirtió hace unos días de que está dispuesto a vender billetes a pérdidas para estimular la demanda y llenar sus aviones. La compañía retomará en julio su actividad y, según su primer directivo, sus billetes tendrán un coste medio de entre 25 y 30 euros, frente a los 60 que tenían un año atrás. Una política que, asegura, podría prolongarse en el tiempo y para la que la aerolínea está preparada. Según destacó O’Leary, Ryanair cuenta con una situación financiera saneada, con 4.000 millones de euros en caja y una limitada deuda de 400 millones de euros, que le permitirá atravesar los efectos negativos que para sus cuentas tendrá su agresiva campaña de precios. La compañía está realizando ajustes para reducir costes, incluido uno de plantilla de 3.000 trabajadores que afectará a más de 600 que trabajan en España.

Aeropuertos

Ryanair, según O’Leary, está también desencadenando una guerra entre los aeropuertos. Según aseguró, está en conversaciones con varios de ellos para acordar “incentivos” para llevarles pasajeros. Según O`Leary, aeródromos como británicos como Gatwick, Stansted, Manchester, Birmingham, Liverpool, Glasgow o Prestwick están dispuestos a hacer descuentos para atraer parte del tráfico perdido con la pandemia y la caída de compañías como Flybe y Thomas Cook.

Sin llegar a proponer un plan de precios tan agresivo como el de la aerolínea irlandesa, otras dos compañías, Air Europa y easyJet, también han adelantada importantes ofertas para retomar la actividad. La compañía británica, que operará el 30% de sus vuelos habituales entre julio y septiembre, ha lanzado la mayor promoción de su historia en los meses de verano con un millón de vuelos a destinos vacacionales en Europa desde 29,99 libras -33 euros- para viajar entre el 1 de julio y el 31 de octubre de 2020. La compañía es uno de los objetivos del plan de vuelos a pérdidas de Ryanair. Hace unas anunció un recorte de plantilla de 4.500 efectivos y está tratando de incrementar su liquidez en 2.200 millones con préstamos, ayudas estatales británicas y la venta y arrendamiento de aeronaves.

Air Europa también se ha sumado la guerra de precios con el lanzamiento de una importante campaña promocional con la que pone a disposición de los pasajeros vuelos desde 19 euros por trayecto, comprando ida y vuelta, a la Península y Baleares. Volar a Canarias y a destinos europeos será posible desde 29 euros, cruzar el Atlántico desde 99 euros para volar a Estados Unidos, mientras que los billetes a Latinoamérica saldrán a la venta desde 219 euros. Los precios de la compañía serán válidas hasta el próximo 21 de junio, y permiten viajar hasta el 10 de diciembre en el caso de los vuelos de largo radio, y hasta el 30 de noviembre en el resto de rutas. Incluyen también un cambio gratis, abonando tan solo la diferencia de tarifa si la tarifa original en el momento del cambio no está disponible.