Coronavirus

Un “Gran Hermano” para controlar el aforo de las estaciones de tren de Cercanías

Renfe pone en marcha un programa piloto en Madrid y Barcelona que utiliza las cámaras para mantener las distancias

Uso de mascarillas obligatorio en el transporte público
Pasajeros con mascarilla en la estación de cercanías de Nuevos Ministerios en MadridEduardo Parra Europa Press

Las cámaras de seguridad serán el gran aliado de Renfe para controlar el aforo en las estaciones de tren más transitadas. La operadora pública ha puesto en marcha un proyecto “piloto” que permitirá analizar y controlar el aforo de las estaciones de Cercanías mediante el análisis de las imágenes de las cámaras de video-vigilancia instaladas en las instalaciones. Mediante un sistema de algoritmos basados en inteligencia artificial, la tecnología aplicada es capaz de detectar, en tiempo real, si se rebasa la capacidad de aforo, según asegura la compañía.

El sistema, según la operadora, alerta también de situaciones de aglomeración o congestión previamente definidas, lo que permitirá “adoptar medidas correctoras necesarias, como puede ser el desplazamiento de efectivos a las zonas con mayor número de viajeros para evitar estas situaciones de aglomeración”.

El proyecto ha arrancado en la estación madrileña de Atocha Cercanías, para continuar implantándose progresivamente en las próximas semanas en Príncipe Pío, Méndez Álvaro, Nuevos Ministerios, Sol, Alcorcón, Fuenlabrada, Móstoles y Getafe Centro. En el núcleo de Barcelona, ya se está desarrollando en la estación de Plaza de Catalunya, a la que seguirán en los próximos meses las estaciones de Clot Aragó, Sagrera y Arc de Triomf.

Tecnología

La tecnología que está aplicando Renfe para este piloto está basada en un algoritmo inteligente de visualización de imágenes de las zonas escogidas, en este caso los andenes, ya que están dotados de cámaras de vigilancia. El sistema, según la compañía, “permite predecir de forma muy precisa el número de personas ubicadas en un lugar en tiempo real, y por medio de alarmas, avisar a los centros de ‘control 24 horas’, de las alarmas configuradas en el sistema”.

Cuando el proyecto se implante totalmente, en torno al mes de mayo de 2021, se estarán analizando las estaciones más importantes de Cercanías, que acumulan casi un millón de viajeros diarios, con las imágenes de 200 cámaras.

Renfe no es la única que ha recurrido a las cámaras de vigilancia para evitar las aglomeraciones. La guía del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo también recomienda su uso en centros comerciales para vigilar la concentración de clientes en los pasillos y evitar las aglomeraciones. En caso de producirse, recomienda emplear a los vigilantes de seguridad para disolverlas.