Coronavirus

Renfe no tendrá competencia en el AVE hasta el año próximo

Aunque la liberalización arranca el 14 de diciembre, SNCF ha decidido retrasar su desembarco en España prevista para esta fecha

Transporte del primer tren con el SNCF operará en España
Transporte del primer tren con el SNCF operará en EspañaRailwaygazette

Renfe seguirá operando el servicio de alta velocidad en solitario hasta el año que viene. Aunque la liberalización del sector será un hecho el próximo 14 de diciembre, la compañía que había anunciado que daría la réplica a la operadora pública española, la francesa SNCF, va a posponer sus planes. Según informa Ep, la compañía pública gala comenzará a operar en España con su AVE “low cost”, Rielsfera, en los primeros meses de 2021. En principio, será en el segundo o tercer mes del año, lo que le acercaría casi a la Semana Santa. Fuentes de la compañía gala han declinado hacer ningún comentario y se han remitido a un comunicado que lanzará próximamente.

SNCF ya había advertido de esta posibilidad de retraso semanas atrás. Tras la paralización del sistema de transporte y la crisis que se cierne sobre la economía mundial, la compañía advirtió de que estaba analizando la evolución de la crisis para determinar si finalmente comenzaba a dar servicio en la fecha que tenía previsto, el 14 de diciembre. Lo hizo a pesar de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), debido al coronavirus, ha asegurado que no penalizará a aquellas compañías que no puedan cumplir con la oferta que comprometieron inicialmente.

Horarios

La compañía pública francesa presentará en los próximos días a Adif su solicitud de “surcos”, esto es, la petición de horarios concretos para poner en circulación su oferta de trenes en las líneas AVE que se abren a la competencia el próximo mes de diciembre. Tanto SNCF como Renfe tienen de plazo hasta el 15 de junio para presentar su plan. Ilsa-Trenitalia, el tercer operador que tienen asignada capacidad para operar en los corredores liberalizados, el de Levante, el Barcelona-Frontera francesa y el de Levante; ya anunció tiempo atrás que no iniciaría sus operaciones hasta 2022.

Aunque haya retrasado sus planes operativos, SNCF ya ha comenzado a moverse de forma tangible para operar en España. La compañía ya ha enviado el primero de los nueve trenes de doble altura TGV Duplex adaptados a los sistemas de señalización y seguridad españoles que utilizará para competir con Renfe, según informa la publicación especializada “Railwaygazette”.

Respecto a la oferta comercial, SNCF no operará inicialmente en el AVE a Sevilla, toda vez que el sistema de seguridad y señalización LZB que tiene este corredor es distinto al ERTMS del resto de la red de alta velocidad y que Adif aún no ha tenido tiempo de cambiar. Así, empezará a plantar cara a Renfe en el AVE a Barcelona y en el corredor a Valencia, con una oferta que se adaptará “a la evolución que presente el transporte tras la crisis”, explicaron a Ep las referidas fuentes del sector.

SNCF estimó en su momento en unos 700 millones de euros la inversión de su desembarco en España, tal como inicialmente estaba planteado. Este plan contempla iniciar el servicio con una flota inicial de nueve trenes, a los que sumaría otros cinco a partir de 2022, además de desarrollar una red comercial y operativa y ‘construir’ una imagen de marca.