Coronavirus

Inditex registra sus primeras pérdidas trimestrales por el coronavirus

La matriz de Zara registra un beneficio neto de -409 millones y reduce sus ventas un 44% por la pandemia

El coronavirus ha golpeado las ventas de la matriz de Zara o Massimo Dutti y sus resultados, aunque con algo menos virulencia de la esperada. Durante el primer trimestre de su ejercicio 2020, que abarca del 1 de febrero al 30 de abril y, por tanto, a las semanas en las que el confinamiento y el cierre de establecimientos fue más severo, sus ingresos retrocedieron un 44% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta 3.303 millones de euros, a pesar de que en el periodo la compañía ha llegado a tener cerrado hasta el 88% del parque total de tiendas, debido a la pandemia de la Covid-19, según ha informado hoy. Inditex logró compensar en buena medida este cierre con las ventas online. Su facturación a través de este canal creció un 50% en el trimestre, con un incremento del 95% en el mes de abril respecto al año anterior.

Número rojos

A pesar de haber logrado contener mejor de los esperado la sangría de ventas, el resultado de explotación de la compañía fue de -200 millones de euros y el beneficio neto de -175 millones en el trimestre, según ha anunciado. La firma ha decidido provisionar 308 millones de euros para la ejecución de un plan de impulso al online y la actualización de tiendas, por lo que su Ebit final ha sido de -508 millones y el beneficio neto de -409 millones, frente al beneficio de 734 millones del pasado ejercicio. Se trata de sus primeras pérdidas trimestrales desde que salió a bolsa en 2001.

Con la relajación de las medidas de confinamiento, la normalidad está volviendo a la actividad de Inditex. Desde mayo, ha ido abriendo paulatinamente tiendas de diferentes mercados y a fecha 8 de junio, tiene 5.743 tiendas abiertas en 79 mercados, de un total de 7.412 en 96 mercados. La compañía ha ido recuperando las ventas y, con el 52% de los establecimientos abiertos, su facturación a tipo de cambio constante fue del -51%.

La cadena textil ha mantenido el margen bruto en el 58,4% de las ventas, lo que, según la firma, “refleja la capacidad de reacción del modelo de negocio para ajustarse a la demanda, con un inventario que a cierre del trimestre fue un 10% inferior al ejercicio anterior”. Al mismo tiempo, sus gastos operativos se han reducido en un 21%, fruto de la activa gestión de control, “lo que no ha impedido que la compañía haya contribuido a ayudar en la emergencia sanitaria poniendo financiación específica y todos sus recursos logísticos para trasladar desde China a Europa más de 120 millones de unidades de equipamiento médico y sanitario de diferentes donaciones públicas y privadas, incluidas las de la propia Inditex”, según ha explicado.

Caja

El grupo textil mantiene la fortaleza de su posición financiera neta, que se sitúa en 5.752 millones de euros, frente a los 6.660 de hace un año, como consecuencia del fuerte desempeño operativo a lo largo de los años y del mantenimiento de la cultura y política financiera del grupo.

En cuanto al dividendo, Inditex consejo de administración va a proponer en la junta de accionistas del 14 de julio un dividendo ordinario de 0,35 euros por acción, que serán desembolsados el próximo 2 de noviembre. La compañía mantiene un “payout” del 60%. Eso sí, retrasará el complemento de un dividendo extraordinario de 0,78 euros por acción que tenía previsto para los años 2020 y 2021 a 2021 y 2022.

La compañía también ha presentado un plan para los próximos dos años que anticipa lo que será el Inditex del futuro, con el que la empresa acelerará y ampliará su estrategia de anticipación a la transformación digital. Inditex invertirá 1.000 millones de euros para impulso de la actividad online y otros 1.700 millones de euros para la correspondiente actualización de la plataforma integrada de tiendas, con la incorporación de herramientas tecnológicamente avanzadas.