¿Cuáles son las mejores inversiones inmobiliarias?

El valor de las viviendas rústicas resiste mejor las crisis que el de las urbanas, según la OCU

Casa rural en Salamanca
Casa rural en Salamanca

Aunque el sector de la construcción está muy lejos de de las cifras récords alcanzadas antes de que estallase la burbuja, invertir en inmuebles siempre ha sido una buena opción. Un techo siempre va a ser necesario, a diferencia de otros bienes que pueden resultar más banales. Además, la compra de una vivienda, un local o un garaje puede ofrecer varias rentabilidades. Por ejemplo, a modo de ingreso mensual, también se puede acabar vendiendo por un precio más elevado que el de compra e incluso puede llegar a ser una buena jubilación y herencia. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a través de su publicación OCU Fincas y Casas, ha realizado un análisis para identificar las mejores inversiones inmobiliarias a largo plazo.

¿Qué tipo de vivienda es la más rentable?

OCU considera que, dentro de la inversión inmobiliaria a largo plazo, las mejores oportunidades se encuentran actualmente en las fincas rústicas, ya que estos inmuebles cuentan “con buenas perspectivas de revalorización y con un menor riesgo que el previsto para los inmuebles urbanos". Además resisten mucho mejor la crisis que los inmuebles urbanos. Aún así, antes de realizar cualquier desembolso, la OCU recomienda conocer bien la zona donde se desea invertir, las tendencias del mercado y las pautas generales de los precios son premisas básicas antes de cualquier operación.

Desde OCU Fincas y Casas se elaboran unos perfiles propios compuestos de fincas rústicas concretas a las que poder hacer un seguimiento de los precios. Uno de ellos se compone de una finca de secano y otra de regadío en Castilla y León. La rentabilidad anual desde su creación en 2008 ha sido del 5,8% por la revalorización de las fincas y del 6,7% considerando los arrendamientos en ambas fincas. Esto hace que el aumento bruto del capital inicial desde la creación del perfil (abril de 2008) hasta mayo de 2020, haya superado el 100%.

¿Y en cuanto a inmuebles urbanos?

Las únicas recomendaciones de OCU sobre inmuebles urbanos se refieran a plazas de garaje, donde sí es posible encontrar aún oportunidades de compra localizadas. La Organización advierte de que “los inmuebles urbanos, y en particular las viviendas, han ido perdiendo peso en las carteras recomendadas” debido a su elevado margen de bajada de precios, que corrija, al menos en parte, la desproporción existente en nuestro país entre el precio medio de mercado y el valor razonable, que es “el valor máximo que un inversor bien informado pagaría por ese inmueble en atención a criterios de rentabilidad económica", aclara OCU Fincas y Casas.

Esta desproporción se ha agravado con la crisis ligada al Covid-19, con su impacto en el empleo, los salarios, el cierre de actividades, la limitación de movimientos, la retracción de la demanda extranjera, las barreras al turismo, etc. La OCU explica que, con base en criterios de rentabilidad económica estimada por alquileres, en ciudades como Madrid, el margen estimado de bajada de precios de la vivienda ronda el 50% de media, y en Barcelona es aún mayor, un 54% de media.