Talento emprendedor para ganar la batalla al COVID-19

En los momentos de crisis es cuando se hace más necesario el ingenio. Encontrar nuevas soluciones para la sociedad después de la COVID-19 será imprescindible para crecer y mejorar de la mano de los principales organismos sociales, los gobiernos y las empresas

En tiempos de adversidad nacen algunas de las ideas que cambian nuestra forma de ver el mundo
En tiempos de adversidad nacen algunas de las ideas que cambian nuestra forma de ver el mundoLa RazónLa Razón

Si algo ha puesto de manifiesto la crisis originada por la pandemia de la COVID-19 es que hay momentos que, pese a ser malos para muchas personas, consiguen sacar lo mejor de nosotros como sociedad. De esta forma, tanto a nivel individual como comunitario, hemos demostrado que juntos somos capaces de hacer grandes cosas.

Las situaciones adversas, además, pueden dejar un espacio para convertirse en retos que estimulan la creatividad de pensadores, makers y emprendedores. Los momentos de crisis suelen conllevar la ruptura con el orden anterior y la redefinición de algunas cosas que ya dábamos por sentadas. Como afirmaba Ana Botín, presidenta de Banco Santander, “cuando un emprendedor ve un desafío, imagina nuevas soluciones.”

Cuando la adversidad abre nuevos horizontes

Una gran parte de la evolución como seres humanos y como sociedad en general proviene tradicionalmente de momentos de infortunio, de percances, de contratiempos. En tiempos de adversidad social, cultural o económica es cuando nacen algunas de las ideas que cambian nuestra forma de comprender el mundo y relacionarnos con el entorno hasta ese momento.

Los buenos emprendedores son expertos en situarse en escenarios permeables, cambiantes y flexibles, con una rápida capacidad de análisis y adaptación. El conocimiento profundo de un determinado ámbito productivo, susceptible a ser mejorado, así como cierta capacidad de predicción, pueden ayudar a que un proyecto se convierta en una realidad con un impacto importante y positivo en la sociedad.

Al final, cualquier historia de éxito nació como una idea enfocada a mejorar o facilitar algunas cuestiones concretas de nuestro día a día.

Emprender en tiempos de coronavirus

La llegada de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha sacudido de forma íntegra nuestra forma de entender la realidad. En esta “nueva realidad”, cuya principal característica pasa por el distanciamiento social como medida de seguridad, ha abierto un amplio abanico de posibilidades, dando lugar al nacimiento de nuevas formas de socializar, comunicarnos, trabajar, movernos e incluso pasar el tiempo de ocio.

En el terreno del emprendimiento, quizá una de las lecciones extraídas ha sido el enorme potencial de la tecnología como palanca para impulsar actividades ya creadas y también las nuevas ideas. No solo con respecto al trabajo o al consumo, sino también en otros ámbitos como la enseñanza, donde el aprendizaje virtual o telemático ha vivido un crecimiento exponencial, o en sectores como la hostelería, con la necesidad imperiosa de ofrecer cartas digitales a los clientes o la solicitud de cita previa para acudir a un restaurante.

Detrás de cada iniciativa, hay una idea que busca solucionar una necesidad y un proyecto de emprendimiento cargado de energía e ilusión..

Santander X Tomorrow Challenge: el emprendimiento como figura clave

La crisis sanitaria ha tenido un impacto directo y notable en la economía de todos los países. La imposibilidad de mantener la normalidad, la inactividad de muchos negocios, la incertidumbre y la falta de liquidez en general requieren, más que nunca, el esfuerzo y el apoyo de instituciones, autoridades y empresas y el talento de aquellos que pueden aportar nuevas soluciones

Por ello, Banco Santander ha lanzado Santander X Tomorrow Challenge, una iniciativa global que pretende generar soluciones ante los grandes retos post covid-19.

En palabras de Ana Botín, “El coronavirus está cambiando nuestro mundo, pero podemos dar forma a este cambio. Es el momento de los emprendedores, porque cuando ven un desafío son capaces de imaginar nuevas soluciones y lanzamos Santander X Tomorrow Challenge porque creemos en ellos y en su capacidad de encontrar respuesta a los problemas de hoy y a los que nos vamos a enfrentar en un futuro cercano”.

En reto se divide en cuatro grandes bloques de actuación que responden a cuatro desafíos clave: creación de empleo; adaptación de las competencias personales; reinvención y reapertura de negocios e industrias y nuevas oportunidades de negocio.

Los emprendedores interesados en participar podrán inscribirse hasta el próximo 2 de julio en este enlace y las candidaturas serán valoradas por un jurado formado por 12 representantes del ecosistema emprendedor y directivos de Banco Santander, que seleccionarán los 20 mejores proyectos (cinco por cada categoría).

Los 20 seleccionados se conocerán el próximo 16 de julio y recibirán una aportación total de un millón de euros en fondos y beneficios; 20.000 euros en metálico para cada uno y el apoyo transversal del banco y las entidades participantes, que facilitarán más de 100 horas de mentoría por parte de diversos expertos; un roadshow con al menos cinco inversores por proyecto para facilitar acceso a financiación; asesoría tecnológica y de innovación del MIT Innovation Initiative, así como acceso a servicios y licencias de software. “Si tienes una idea, queremos ayudarte a hacerla realidad”, reafirma Ana Botín como muestra del compromiso de la entidad con la sociedad.

Esta iniciativa se enmarca en el plan de respuesta global de Banco Santander a la crisis generada por la COVID-19. Nos encontramos ante un plan mucho más amplio al que la entidad está destinando 100 millones de euros, de los cuales, 30 se han movilizado en el ámbito de la educación y sus iniciativas están coordinadas por Santander Universidades. La entidad está considerada como la compañía que más invierte en educación del mundo, con más de 1.800 millones de euros destinados a programas y proyectos universitarios y académicos desde 2002.