El transporte cae en picado

La caída del número de viajeros de avión por la alerta sanitaria internacional del Covid-19 es el mayor retroceso de la serie histórica, iniciada en 1996

Teresa Gallardo

La necesidad que tenemos de movernos de un lado a otro, ya sea por motivos de ocio o de trabajo, cada vez es más relevante para la ciudadanía, practicamente en el mundo entero. Sin embargo, la forma en la que nos desplazamos no ha dejado de cambiar desde tiempos inmemoriales.

Antes eran los coches los principales medios de transporte. En la actualidad, con las nuevas restricciones y los protocolos anticontaminación y la lucha contra el calentamiento global, cada vez son más los que apuestan por desplazarse en transporte público. Y aunque no es un gran momento para hablar de los datos de transporte, los aviones siguen siendo los medios más demandados por los clientes. Los precios además ayudan. Las compañías cada vez ofrecen más viajes, a menos precio y con gran disponibilidad de horarios y fechas para llevar a cabo el trayecto.

El número de viajeros que se decantó volar para desplazarse por el interior del país aumentó en 2018 un 10% respecto al año anterior. Sin embargo, tras la pandemia causada por el Covid-19 la cifra de personas que optó por viajar en avión para moverse por nuestro país varió un -98,96% en abril de 2020 respecto al mismo mes del año anterior. En cuanto al AVE, los datos han variado un -98,53%, según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del mayor retroceso de la serie histórica, iniciada en 1996. En concreto, alrededor de 0,04 millones de usuarios utilizaron el transporte aéreo durante el pasado mes de abril de 2020, mientras que cerca de 0,04 millones escogieron el tren de Larga Distancia para sus desplazamientos.

Dentro de este segmento, los viajeros que utilizaron el AVE fueron 0,03 millones de usuarios. El transporte por autobús es el que más movimiento ha tenido. Fue utilizado por 5,28 millones de viajeros en el pasado mes de abril, una cifra que supone un -90,98% de variación interanual. Ya son muchos los colectivos que reivindican medidas de apoyo para lograr sacar a flote sus empresas. No obstante, se prevee que el sector no se recupere hasta 2021.