Coronavirus

Las aseguradoras reclaman al Gobierno más ayudas, menos impuestos y que se fomente el ahorro

El seguro pide más colaboración público-privada para afrontar el coste de la crisis y tacha de “insuficientes” las medidas de apoyo a las empresas

Mutua gana 289 millones en 2019, un 8 % más, gracias a tirón de Autos y Salud
El presidente del Grupo Mutua Madrileña, Ignacio GarraldaRodrigo JiménezEFE

El sector asegurador se ha mostrado colaborador y comprensivo -pero crítico- con las decisiones tomadas por el Gobierno durante el estado de alarma, aunque ha tachado de insuficientes las medidas que ha puesto en marcha para hacer frente a la crisis del coronavirus y apuesta por evitar aumentar los impuestos, una medida que puede ser contraproducente para la recuperación. Estas son algunas de las conclusiones presentadas por los presidentes de las principales aseguradoras española y su patronal en la la segunda jornada de la gran Cumbre Empresarial, que se inició ayer y se prolongará hasta la semana que viene.

Mapfre: Antonio Huertas

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha considerado que la reconstrucción puede ser “una oportunidad” para afrontar reformas estructurales que transformen la economía para que sea “más eficiente, competitiva, resiliente y sostenible”, y ha tachado de “insuficientes” las medidas aprobadas por el Ejecutivo en apoyo a las empresas, que solo representan el 11% del Producto Interior Bruto (PIB). “Estamos muy lejos de otras economías comparables. En Alemania las ayudas representan el 53%; en Italia, el 24%; y en Reino Unido, un 21%”. Para Huertas, estos países están dando pasos para la búsqueda de fórmulas de colaboración público-privada, que permitirán en el futuro cubrir el riesgo de pandemia y proteger a los pequeños empresarios. “El Gobierno debería seguir esta senda para que la economía sea más eficiente, competitiva, resiliente y sostenible. El objetivo es cubrir el riesgo ante el covid-19 y proteger a los pequeños empresarios”.

En este sentido, ha subrayado que en España, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), “con algunas reformas”, podría ser un perfecto medio para apoyar a los empresarios más débiles, mediante la “creación de un fondo” para cubrir las pandemias, alimentado por las aseguradoras con un “recargo en las primas”, al estilo de lo que ya se hace, por ejemplo, con los desastres naturales. El objetivo sería “instrumentar un recargo en las primas para la creación de un fondo especial para la cobertura de pandemia, por encima de lo que ofrezcan las compañías privadas, de manera similar a los eventos catastróficos de la naturaleza. Sería una solución posible”.

También ha insistido en la necesidad de fortalecer el seguro de crédito, ya que implica apoyar la reconstrucción del tejido de las relaciones entre las empresas, muchas de ellas pymes. “Todos los países de nuestro entorno han aprobado medidas billonarias para proteger esta actividad, con un consenso entre gobiernos y operadores, mientras que en nuestro país el sector asegurador de manera unánime ha rechazado el programa propuesto por el Gobierno”, ha lamentado.

Mutua Madrileña: Ignacio Garralda

Por su parte, el presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha alertado de que poner impuestos fuertes en una economía débil como la de España producirá una “debacle económica” y abogó, en cambio, por reforzar la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida para mejorar la situación del país y ha recordado que Alemania, por ejemplo, está bajando ahora impuestos. “Cómo es posible que Portugal, que venía de una situación muy complicada después de la última crisis, tenga un desempleo del 6,4% y que España lo tenga del 14%”. Para Garralda, esto demostraría que el tamaño de la economía sumergida en España “no es propio de una economía moderna”, si bien apuesta porque la legislación laboral haga más hincapié en la protección del trabajador y no del puesto de trabajo. “La dualidad entre empleos fijos y temporales perjudica seriamente a los segundos y les impide, por ejemplo, mejorar su formación en las propias empresas”, ha añadido el presidente de Mutua Madrileña.

El presidente de la aseguradora defendió que el sector asegurador ha cumplido su función durante la pandemia tanto ante empresas, mediante los seguros de crédito y facilitándoles liquidez, como ante los particulares a través del seguro de salud. Según detalló, el seguro ha asumido los gastos del tratamiento de los enfermos por Covid-19 aunque la pandemia no estaba cubierta por las pólizas de salud, máxime cuando el 20% de los ingresos en hospitales privados durante los últimos meses han sido motivados por el coronavirus.

Unespa: Pilar González de Frutos

La presidenta de la patronal del seguro Unespa, Pilar González de Frutos, cree que para recuperar la confianza en las transacciones entre empresas es “esencial” confiar en el seguro de crédito comercial, que ha merecido el apoyo público en la mayor parte de los países europeos. “Aquí, lamentablemente, no ha pasado de un mero amago". También ha insistido en que los españoles deben “ahorrar más”, ya sea de forma privada o con planes empresariales, para estar “más protegidos” en el futuro frente a una crisis como la actual. Esto es, en la práctica "la racionalización vital de las rentas recibidas, guardando parte de las percibidas en los años activos para disfrutarlas en los años pasivos”. Para Unespa, el ahorro es la manera de que una economía no sea débil frente a las agresiones que sufre y multiplique los resultados de sus aciertos.

También ha abogado por “universalizar” la protección a los asegurados, aunque para lograrlo se requiere de seguridad jurídica, permanencia en los estímulos al ahorro, mejor coordinación entre las pensiones, la salud o la atención a la dependencia. “Todos estos elementos ejercen presión en las cuentas públicas ante el envejecimiento, por lo que requieren una coalición de fuerzas con el sector asegurador”. Asimismo, la presidenta de la patronal del seguro ha asegurado que esta crisis ha aparecido con un sector asegurador “sólido y eficiente”, que le avala como “palanca para la recuperación empresarial” y como mediador en el diálogo con los poderes públicos, porque el sector privado puede aportar su “conocimiento técnico, capaz de medir con precisión riesgos y costes para buscar el punto óptimo de protección”. Para González de Frutos, el sector asegurador "ha de estar presente en la recuperación de la economía, una recuperación que ha de ser sostenible y duradera”, y ha recordado de que la resiliencia de personas físicas y jurídicas “ha sido muy superior” allí donde contaban con garantías de seguro.