Coronavirus

Sánchez eleva la deuda pública en más de 54.000 millones en un año y marca récord histórico, 1,23 billones

El repunte de abril bate la marca de marzo y la sitúa rozando el 99% del PIB. Las consecuencias del coronavirus disparan la deuda del Estado hasta los 1,099 billones

Pedro Sánchez presenta el Plan de Impulso al Sector Turístico
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada hoy a la presentación del Plan de Impulso al Sector TurísticoEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

La deuda pública del conjunto de las administraciones públicas ha vuelto a repuntar en abril y marcado un máximo histórico de 1,23 billones de euros. Aunque previsible, esta cifra no deja de asustar. Este registro significa un incremento del 0,9% respecto, al mes anterior al sumar 10.533 millones de euros, hasta el máximo histórico de 1.234.694 millones de euros, por lo que la ratio de deuda roza ya el 99% del PIB, un punto más que 30 días antes, según los datos publicados por el Banco de España. Con respecto al registro de hace un año, la deuda pública se incrementó en 54.694 millones (+4,6%), puesto que en abril de 2019 se encontraba en poco más de 1,18 billones. De esta forma, la ratio de deuda pública sobre PIB se habría situado en abril cerca del 99%, en torno a un punto porcentual más que la ratio estimada el mes pasado.

La Administración central es la que suma la mayor parte de la deuda, el 89% y 1,099 billones, lo que representa un 0,9% más que en marzo y un 5,5% más que hace un año. Por su parte, las comunidades autónomas se anotaron 300.857 millones de deuda, ligeramente por encima del registro del mes anterior y de hace un año, un 1,2% y 2.991 millones respecto a marzo. Las corporaciones locales aumentaron su deuda un 5,9% respecto al mes anterior, hasta los 24.228 millones de euros, pero bajó casi un 8% en tasa interanual. En cuanto a la Seguridad Social, reflejó una deuda de 55.023 millones, poco menos de dos millones que en el mes anterior.

El soporte institucional generalizado de las prestaciones aprobadas para proteger a trabajadores y empresas ante el coronavirus ha provocado este aumento exponencial del endeudamiento tanto del Estado, como de las comunidades autónomas y ayuntamientos, que han tenido que hacer un esfuerzo extra. Esto ha llevado a la Administración General del Estado y a la Seguridad Social a romper todas las marcas de la línea histórica. Así, la deuda estatal se elevó en abril en 9.876 millones de euros respecto al mes de marzo, hasta el máximo de 1,098 billones de euros, un 0,9% más, y respecto al año anterior repuntó un 5,4%, sumando 57.071 millones en los últimos 12 meses. Respecto a la Seguridad Social, esta apenas sufrió cambios, casi dos millones, hasta los 55.023 millones, pero a nivel interanual creció un 22,4%, sumando 10.077 millones de euros en solo un año y sigue en cifras récord.

Buena culpa de este repunte de la deuda, además del pago de prestaciones y los menores ingresos, se debe a los préstamos que ha concedido el Estado a la Seguridad Social en los últimos años para garantizar el pago de las pensiones, cuya factura mensual se acerca actualmente a unos 9.700 millones de euros, pero en los meses en los que hay paga extra, ésta se duplica. La mayor parte de esta deuda se concentraba en valores representativos (1.070.906 millones), sobre todo a largo plazo (1.000.123 millones) y, en menor medida, a corto (70.783 millones). El resto se distribuía entre préstamos (158.866 millones), y efectivo y depósitos (4.922 millones).

Según las estimaciones del Banco de España, en el escenario más moderado de caída del PIB por la crisis del Covid-19, la ratio de deuda pública se elevará en torno al 115% del PIB -el Gobierno fijó una meta de reducción hasta el 94,65 del PIB antes del estallido de la crisis sanitaria-, mientras que en el más adverso podría superar el 120%, por lo que durante los meses sucesivos de este 2020 las marcas históricas se irán batiendo una a una. La deuda pública cerró 2019 en 1,18 billones, el equivalente al 95,5% del PIB, por debajo del objetivo que se había marcado el Gobierno del 95,9% del PIB.