Sánchez planta de nuevo a la prensa tras fracasar en la cumbre de la UE

Los corresponsales en Bruselas mandan una carta de protesta al Gobierno en la que acusan al presidente de no dar la cara tras las cumbres ni una sola vez desde el confinamiento

MADRID, 18/06/2020.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez da un discurso durante la presentación del Plan de Impulso al Sector Turístico, este jueves, en el Complejo de la Moncloa, en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez POOL/Foto: Rodrigo Jiménez/EFE

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió a eludir el tener que contestar a las preguntas de los corresponsales españoles destacados en la capital comunitaria, tras la cumbre celebrada mediante videoconferencia por los líderes europeos. A pesar de la importancia que tiene para la economía española el paquete de reconstrucción europeo y las dificultades para su aprobación, Sánchez se ha limitado a enviar un comunicado en vez de convocar una rueda de prensa por métodos telemáticos, al igual que hicieron prácticamente todos los jefes de Estado y de Gobierno al finalizar el encuentro.

Llueve sobre mojado ya que desde el confinamiento, Sánchez y sus ministros han evitado este tipo de comparecencias una y otra vez. Desde que la pandemia obligó al fin de los encuentros presenciales, el presidente del Gobierno español no ha comparecido ni una sola vez tras los encuentros con sus homólogos europeos a pesar de que se han celebrado cuatro videocumbres. La única vez que los periodistas pudieron preguntar sobre la reunión se circunscribe a la comparecencia telemática de la ministra de Exteriores Arancha González Laya, tras la cita de jefes de Estado y de Gobierno del pasado 23 de abril. Hasta el momento, ningún presidente del Gobierno español había evitado el comparecer ante los medios de comunicación presentes en Bruselas tras la celebración de una cumbre. En estas ruedas de prensa, siempre ha sido posible realizar preguntas tanto del desarrollo de los temas europeos como sobre la agenda nacional.

No se trata de un hecho aislado, ya que la ausencia de ruedas de prensa tras los Consejos sectoriales ha sido también la nota habitual durante estos meses. Dentro de los miembros del Ejecutivo español, tan sólo la vicepresidenta económica Nadia Calviño y la titular de Exteriores han intentado mantener la relativa normalidad y atender a los periodistas españoles presentes en la capital comunitaria. La primera ha seguido contestando las preguntas de los corresponsales comunitarios antes de las reuniones de los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro y la segunda también ha convocado ruedas de prensa tras las reuniones de los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete. El resto del Gobierno, se ha limitado a los comunicados o vídeos on line sin posibilidad de preguntas tras las reuniones europeas, a pesar de la importancia de estas citas.

Ante este modus operandi, los corresponsales de los medios españoles han decidido enviar una misiva al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, para protestar por la actitud del presidente del Gobierno e intentar que éste cambiara de parecer. “Queremos denunciar esta práctica, que empieza a ser habitual. Creemos que esta es una cumbre decisiva para España e instamos al presidente a atender nuestras preguntas y explicar los avances o falta de ellos, una vez concluya la videollamada”, reza la carta.

Este comportamiento del presidente contrasta con la acalorada polémica que suscita en España el Plan de Reconstrucción europeo y el posicionamiento de los diferentes partidos políticos en la Eurocámara. Todo indica que Sánchez prefiere este enfoque nacional, ya que mañana está anunciada una rueda de prensa ante los medios que habitualmente informan sobre la Moncloa. “Sabemos que mañana Sánchez tiene previsto comparecer ante los medios sobre la pandemia. Sin embargo, nos gustaría hacer hincapié en que son dos temas distintos y, por respeto a nuestro trabajo tenemos derecho a estar debidamente informados”, asegura la carta enviada a Oliver y que, al cierre de esta edición, no había recibido respuesta.

El malestar de los periodistas españoles incluso fue mencionado por parte del digital Político, uno de los medios más leídos por periodistas y funcionarios de la burbuja comunitaria. Se espera que la próxima cumbre europea pueda ser ya presencial.